Mes: agosto 2008

Home / Mes: agosto 2008

El rapto de Proserpina

25 agosto, 2008 | Esculturas, Mitología | 1 comentario


Detalle

Ceres, la diosa de la fecundidad de la tierra, cayó en la más profunda desesperación cuando supo que su amada hija, Proserpina, había sido raptada por Plutón, dios del Inframundo y la había llevado con él al Hades. En vano la buscó por todo el mundo y enfurecida detuvo el crecimiento de todas las plantas sobre la Tierra, se negó a regresar al Olimpo y se dedicó a vagar por el mundo, convirtiendo en desierto todos los lugares que pisaba, clamando justicia al resto de los dioses.

Finalmente Júpiter se apiadó de ella y ordenó a Plutón que liberara a Perséfone. Sin embargo el señor del Hades logró imponer la condición de que durante unos meses Perséfone regresara junto a él. Es así como Ceres engalana la Tierra con flores para recibir a su hija en Primavera, cubre los árboles y los prados de tonos naranjas y marrones (los preferidos de su hija) para despedirla cuando se acerca el momento de su partida en Otoño y durante los meses de Invierno, cuando Perséfone regresa al Inframundo, deja la tierra sin vida en señal de su dolor.

En esta excepcional escultura realizada entre 1621 y 1622 por el genial Gian Lorenzo Bernini para Scipione Borghese podemos apreciar el contraposto de las figuras, ambas en scorzo y el juego de luces y sombras conseguido por Bernini totalmente acordes al gusto barroco. Sorprende aún hoy la excelente técnica de Bernini que pule el mármol de forma que se aprecian perfectamente los dedos de Plutón sobre la frágil piel de Perséfone.

La intención de Bernini era representar en una misma escultura tres momentos diferentes del mito de Perséfone según giramos a su alrededor, provocando una interacción con el espectador y haciéndole así partícipe de su obra. Bernini fue capaz de continuar la sensualidad y la elegancia propias del Renacimiento y al mismo tiempo dotar a sus esculturas del movimiento, la de fuerza y la expresión característicos del Barroco.

Actualmente podemos apreciarla en la Galería Borguese, en Roma.


El rapto de Proserpina.
Bernini 1621-1622
Galería Borguese. Roma

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

The Frick Collection

24 agosto, 2008 | Coleccionistas, Museos | No hay comentarios

Henry Clay Frick tenía 30 años la primera vez que visitó Europa. Iba acompañado de otros jóvenes de la alta sociedad de Nueva York como George Mellon y Frank Cowen, sin embargo para él aquel viaje era muy especial. Había nacido en el seno de una familia muy humilde y con gran esfuerzo había conseguido amasar una considerable fortuna y labrarse un prometedor futuro aunque en aquel momento probablemente ni él mismo podía imaginar que se convertiría en uno de los grandes magnates de Estados Unidos y en uno de los hombres más ricos de su época.

En su viaje a Europa visitó las ciudades con las que había soñado desde niño, conoció los museos europeos y sobre todo entró en contacto con las grandes colecciones privadas de arte como la londinense Wallace Collection. Aquello le impresionó profundamente y comenzó a soñar con la idea de formar su propia colección y algún día exponerla al público.

Es así como The Frick Collection fue creciendo poco a poco y ganando en calidad a medida que el propio Frick se hacía más experto en Arte y su fortuna aumentaba. Él mismo elegía cuidadosamente cada pieza que adquiría. Frick hizo del coleccionismo su gran pasión y del Arte un frecuente refugio ante los duros golpes que le dio la vida. A menudo las obras que escogía eran un reflejo de sus experiencias personales.

Antes de morir Henry Clay Frick estableció que tanto la gran mansión que había sido su hogar como todas sus obras de arte se constituirían en The Frick Collection que tras la muerte de su esposa abriría sus puertas al público.

En el excelente libro que estoy leyendo, Buscadores de Belleza, las autoras Mª Dolores Jiménez Blanco y Cindy Mack, dedican un capítulo a la Colección Frick, uno de los museos más importantes de Estados Unidos y una de las mejores colecciones privadas del mundo.

Web de la Colección Frick


Henry Clay Frick en la galería oeste de la mansión Frick.
Sir Gerald Nelly, 1925.

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

El Ladrón de Arte

20 agosto, 2008 | Libros | 2 comentarios

Hace un par de semanas me terminé mi último libro El ladrón de arte, de Noah Charney.
No ha estado mal pero no me ha terminado de convencer. El autor intenta entrelazar varias historias y mantener el suspense hasta el final pero no lo consigue. Eso sí, ha estado muy bien leer un libro donde los protagonistas principales son directores de museos, conservadores, coleccionistas y ….ladrones de arte.

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

– San Luis de los Franceses, ¿entramos?
– Uff, no sé….podemos volver mañana… -Yo estaba muy cansada después de toda el día recorriendo Roma y me moría por una ducha de agua caliente y un buen plato de pasta.
– Pero mañana no venimos por esta zona- insistió Antonio.- Anda…vamos a entrar…
Al final su entusiasmo (y su sonrisa) pudieron más que mi cansacio así que entramos en San Luis, que se alzaba imponente ante nosotros.

Yo había planeado cuidadosamente nuestra visita a Italia y por alguna extraña razón que ahora se me escapa no había incluido San Luigi dei Francesi. Así que me dispuse (sí, raro en mí, ya lo sé) a hacer una visita rápida. Paseamos distraidos por los laterales de la iglesia sin prestar demasiada atención y cuando estábamos a punto de salir….allí estaba…¡No me lo podía creer! El maravilloso cuadro de Caravaggio «La llamada de San Mateo».

Para mí una de las obras más bellas de este artista, uno de mis pintores preferidos. Forma parte de los tres cuadros de gran formato que le fueron encargados para decorar la Capilla Contarelli ( Los otros son San Mateo y el ángel y El martirio de San Mateo que también pudimos admirar en San Luis). Caravaggio tenía 24 años.

Jesús, ante la mirada atónita de Pedro y del mismo Leví (más tarde San Mateo), tiende su mano a éste y le indica que le siga. Mateo, un recaudador de impuestos que se encuentra junto a sus ayudantes haciendo recuento del dinero recaudado, muestra su asombro pues no se cree digno de la llamada del Señor. Los recaudadores eran considerados grandes pecadores por la sociedad hebrea de la época pero Jesús ha sabido leer en su alma y por eso lo llama a su lado.

La extraordinaria disposción de las figuras, el juego de luces tenebristas y sobre todo el tratamiento de las expresiones en los rostros causaron una gran sensación en Roma y marcaron un antes y un después en la obra del artista, que gozará a partir de ahora de una merecida fama. No obstante la vida del pintor no tardará en truncarse.

Una obra maravillosa y una pequeña sorpresa que Roma nos tenía reservada.


La llamada de San Mateo. 1598-1601
San Luigi dei Francesi. Roma.

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

La luz en los cuadros de Vermeer

15 agosto, 2008 | Autores, Pinturas | 3 comentarios


Johannes Vermeer
Mujer con Aguamanil. Hacia 1664-65
Óleo sobre lienzo, 45,7 x 40,6 cm
Metropolitan Museum, New York

Siempre he pensado que la magia existe y que se manifiesta de formas tan sutiles que muchas veces pasa desapercibida. Este es el caso de la luz en los cuadros de Vermeer.

Considerado como uno de los grandes maestros en el tratamiento de la luz Vermeer hace en esta espléndida obra un extraordinario alarde de su enorme talento. ¿De dónde surge la luz? Aunque la fuente principal parece ser la ventana basta con fijarnos detenidamente para comprobar que no es exactamente así. La luz surge de la ventana pero tambien del resto del cuadro, de las paredes, incluso del rostro de la joven y parece envolvernos haciéndonos formar parte de la escena que estamos contemplando.

Como casi todas las mujeres que pinta Vermeer esta «Mujer con aguamanil» permanece ausente a nuestra presencia, totalmente absorta en su tarea, mostrando la concentración en un rostro sereno. Está abriendo o quizás cerrando una ventana mientras que con la otra mano sostiene un aguamanil. Sabemos por la calidad de la tela de su vestido y su tocado que no es una criada, sino un ama de casa y los elementos decorativos que aparecen en el cuadro nos hablan de su holgada posición económica ya que tanto el mapa que cuelga de la pared como la rica tela que cubre la mesa eran objetos muy valiosos en el siglo XVII. De hecho los mapas y los tejidos costosos (habitualmente sobre una mesa que se interpone entre el espectador y la figura representada) son una constante habitual en la pintura de Vermeer que pinta para una reciente y próspera burguesía holandesa que decora sus hogares con cuadros de escenas cotidianas de carácter íntimo.

Sin embargo no nos encontramos ante una escena cotidiana habitual. A través de más de 300 años Vermeer nos habla con un lenguaje no muy evidente a los ojos del espectador contemporáneo. ¿Con qué intención fue pintado el cuadro? ¿Qué mensaje intenta transmitirnos?

No es difícil de descifrar si nos fijamos en dos importantes elementos del cuadro: el joyero de madera entreabierto que reposa sobre la mesa y la vidriera de la ventana. El joyero en la pintura holandesa simboliza la vanidad y la coquetería, mientras que en la ventana aparece representada una alegoría de la templanza y la moderación, una de las virtudes cardinales. Con su mirada baja fija en la vidriera, sujetando el aguamanil (el agua simboliza la pureza) y obviando el joyero la joven ama burguesa parece haber elegido la virtud y la humildad a la siempre reprochable vanidad.

Aunque este género de pintura moralizante es muy frecuente en la pintura holandesa de la época sólo Vermeer utiliza la simbología de manera tan inapreciable y elegante. Los temas de sus obras, los colores, la luz, la belleza de sus composiciones hacen de sus obras unas de las más hermosas de la Historia del Arte.

En este mundo existen cosas maravillosas que hacen de él un lugar un poco mejor, como las bellísimas imágenes plasmadas en sus lienzos. Es por esto que creo que la magia existe en la luz de los cuadros de Vermeer.

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)