Mes: agosto 2009

Home / Mes: agosto 2009

De pintores y poetas

27 agosto, 2009 | Autores, Pinturas | 15 comentarios


Alexander Nasmyth
Retrato de Robert Burns. 1787
Óleo sobre lienzo. 32 x 38 cm
Scottish National Portrait Gallery, Edimburgo.

Descubrí este retrato del poeta escocés Robert Burns en un libro sobre Literatura Inglesa del siglo XVIII cuando estaba estudiando la carrera. Me llamó mucho la atención que fuera de Nasmyth porque hasta aquel momento yo sólo conocía sus vistas de paisajes escoceses. Y me encantó.

Más tarde conocí a una persona muy especial que, a mi juicio, se le parece mucho 🙂 Pero eso ya es otra historia…

¡Feliz viernes!

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

¿Quién pintó este cuadro?

26 agosto, 2009 | Artistas femeninas, Autores, Pinturas | 13 comentarios


Marie-Denise Villers (¿?)
Retrato de Madmoiselle Charlotte du Val d’Ognes. (¿?) Hacia 1801
Óleo sobre lienzo, 162,5 x 129,5 cm
Metropolitan Museum of Art. New York

En 1917 el Metropolitan adquirió esta obra sin firmar atribuyéndola a Jacques Louis David. Sin embargo en 1951 el entonces director del museo, Charles Sterling, consideró que el cuadro tenía ciertos atributos femeninos y que, por lo tanto, no había sido pintado por el genial artista sino por una de sus discípulas: Constance Marie Charpentier. El retrato pasó a interpretarse entonces como un gesto de respeto mutuo entre dos mujeres artistas.

Pero en cuanto la autoría de David se puso en duda comenzó a barajarse un tercer nombre, esta vez el de otra artista femenina: Marie-Denise Villers, una pintora que vivió entre 1774 y 1821 y de la que poco más sabemos. ¿Es posible que se trate de su propio autorretrato?

No obstante, independientemente de quién la realizó y de quién sea la joven que aparece en ella, la obra posee un encanto muy especial. La pincelada ha captado el brillo del cabello y las texturas de las telas. Casi podemos sentir el calor de los rayos de sol que entran a través de la ventana. La mirada de la modelo abandona por un momento el dibujo en el que trabaja y se cruza con la del artista…y con la nuestra.

Pero ¿quién pintó el cuadro? Más de 200 años después el lienzo sigue guardando su secreto.

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

Stradivarius: el violín perfecto

24 agosto, 2009 | Subastas | 16 comentarios


Antonio Stradivarius
Violín. Entre 1700-1720
Colección particular.

Poseen una belleza incomparable y su sonido es sencillamente perfecto. Los violines Stradivarius fueron creados por el maestro Antonio Stradivarius en su pequeño taller en Crémona. Los mejores, los que integran la llamada «época dorada», fueron realizados entre 1700 y 1720. Nunca más ha llegado a alcanzarse su perfección técnica.

Aunque los stradivarius que han llegado a nuestros días han sido sometidos a diversos estudios y análisis el por qué de su excelente calidad acústica sigue siendo un misterio. Actualmente se piensa que fueron varios los factores que participaron en el proceso de fabricación y que hicieron de ellos unos instrumentos irrepetibles. Por una parte el período de frío intenso que vivió Europa desde los siglos XIV al XIX hizo que los árboles desarrollaran una madera más compacta que contribuiría a obtener una mejor calidad acústica. Por otro lado una plaga de insectos asoló Italia durante esta época por lo que parece ser que Stradivarius pudo utilizar bórax (un componente mineral ya utilizado por los egipcios para protegerse de los insectos y momificar a sus difuntos) directamente sobre la madera para protegerla contribuyendo a mejorar la sonoridad de sus instrumentos.

Pero ninguno de estos factores habría sido suficiente por sí mismo para crear una obra de arte semejante si no hubiera sido por la mano del genial Stradivarius. Para relizar sus modelos el gran maestro realizaba complejos cálculos geométricos y trataba cada detalle con un cuidado exquisito. Gran perfeccionista sólo los violines «perfectos» podían llevar su sello. De los más de 1.000 violines que se estima pudieron salir de su taller sólo algo más de 500 han llegado hasta nuestros días.

Actualmente los stradivarius son una codiciada pieza de coleccionista. En las raras ocasiones en que alguno sale a subasta suele alcanzar fácilment los 1,5 millones de euros. Si además el violín perteneció a un gran músico este precio puede dispararse. El récord actual lo obstenta el violín The Hammer que fue subastado en Mayo de 2006 en la sede de Christie´s en Nueva York y alcanzó la cifra de 3,5 millones de dólares.

Y es que únicamente los mejores violines del mundo lucen la etiqueta que el mismo Stradivarius colocaba personalmente en su interior con sumo cuidado tras haber sometido el instrumento a un minucioso examen:

«Antonius Stradivarius Cremonensis Faciebat anno 17..»


Un violín Stradivarius

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)


Hans Holbein el Joven
Retrato de Jean de Dinteville and Georges de Selve (Los embajadores)1533
Óleo sobre tabla, 207 x 209 cm
National Gallery, Londres

Esta obra es una de las más conocidas de su autor, el pintor alemán Hans Holbein el Joven, y también una de las pinturas más enigmáticas de la Historia del Arte.

El cuadro está fechado en 1533, un momento histórico de gran relevancia. Ese año, Enrique VIII anula su matrimonio con Catalina de Aragón y contrae matrimonio en secreto con Ana Bolena, lo que desencadena el cisma con la Iglesia Católica y el Vaticano.

En este contexto histórico de gran incertidumbre y discordia Francisco I de Francia envía un embajador a la corte británica para estrechar las relaciones con Enrique VIII puesto que la ruptura de éste con el Papado y el desprecio a Catalina de Aragón, tía del gran enemigo del rey francés, Carlos I de España, suponen una grave afrenta a la Corona española. Es el momento de unir fuerzas contra España.

El hombre elegido para la delicada misión diplomática es Jean de Dinteville, Señor de Polisy y gobernador de Troyes. Fue él quien en el mismo año de su llegada a la Corte encarga este soberbio retrato a Holbein. Es el elegante caballero que aparece en el lado izquierdo. En aquel momento contaba 29 años de edad como podemos leer en la daga que sostiene en la mano.

A la derecha se encuentra Georges de Selve, obispo de Lavaur, que se apoya sobre un libro que indica su edad: 25 años. Fue un conocido humanista que postuló un acercamiento entre las doctrinas católica y protestante. Ahora bien, su misión en Londres, a donde parece ser que viajó en secreto, es desconocida.

Los numerosos elementos que se encuentran dispersos en las estanterías hacen referencia a las Artes y las Ciencias en que ambos hombres son versados. Pero no están ahí al azar. Si observamos cuidadosamente, la escuadra que abre uno de los libros está rota; ese mismo libro, que trata sobre Aritmética, presenta una de sus hojas en blanco, el reloj equinoccial está desarmado, las flautas (la música como símbolo de Armonía en el mundo) están guardadas en sus fundas y el laúd presenta una de sus cuerdas rotas. Todos estos elementos contribuyen a dar un aire de desasosiego al lienzo, estableciendo un paralelismo con el momento de convulsión política y religiosa que vive el mundo en este difícil momento del siglo XVI.

El pavimento es una mezcla de uno de los suelos del altar de la Abadía de Westminster, en Londres, y de la Capilla Sixtina del Vaticano (concretamente de las losas que yacen bajo la espectacular «Creación de Adán» de Miguel Ángel). De esta forma Holbein identifica el espacio en el dispone a los modelos y los objetos como un reflejo del microcosmos.

Sin embargo son los elementos dispuestos sobre la parte superior de la estantería los que plantean una serie de incógnitas para las que aún hoy no tenemos respuesta. El globo terráqueo presenta una latitud de entre 41º y 42º, unas coordenadas que encajan con la zona en que se sitúan España e Italia. ¿Estaba Holbein haciendo referencia al Vaticano y al cisma de éste con Inglaterra?¿O quizás al país rival de Francia, hogar de Dinteville?

Por otra parte cuatro tipos diferentes de relojes aparecen dispuestos sobre esta parte de la estantería: un rejoj de bolsillo, un reloj universal equinoccial, un cuadrante horario y un reloj poliédrico. Cada uno de ellos marca una hora distinta, ¿por qué?

No obstante lo que más suele llamar la atención del cuadro es quizás el enigma más evidente de todos: la mancha que aparece en la parte inferior del cuadro. Si nos situamos convenientemente, al lado derecho del cuadro y nos movemos, veremos que adopta la forma de una calavera: un forma de recordarnos que no importan nuestros triunfos en vida, la muerte se los llevará y únicamente responderemos de nuestros actos ante Dios. Es el recurrente tema de la Vanitas que se hará tan popular en los años del Barroco. Se trata de una anamorfis, la deformación de una imagen que obliga al espectador a situarse ante una perspectiva determinada para poder apreciarla. Quizás también una especie de firma del pintor pues su apellido en alemán significa hueso hueco. Si es así es el único cuadro en que «firma» de este modo pues no nos ha llegado ninguna otra obra suya con este efecto.

Pero sin embargo el mayor enigma de todos es quizás el que nunca podremos descubrir: ¿Por qué se encargó el cuadro? No existe absolutamente ninguna obra pictórica de la época en la que aparezcan retratados dos diplomáticos juntos. Tampoco Holbein retrató nunca a dos personas que no fueran familiares. Sin duda un fuerte lazo de amistad debía unir a los dos hombres y Jean de Dinteville deseaba volver a Francia con el retrato de su amigo. En el momento de realizar el cuadro ambos estaban solteros, como corresponde a la dignidad eclesiástica de Georges de Selve, pero algo extraño en un noble joven y apuesto, que además, murió soltero y sin dejar descendencia, en contra de lo que se esperaba de todo aristócrata. ¿Estaba Holbein reflejando una relación secreta y prohibida para la época?

Jean de Dinteville regresó a Francia a finales de ese mismo año y la pintura fue colgada en la gran sala del castillo de Polisy donde permaneció hasta mucho después de su muerte. Quizás para él constituía mucho más que un mero recuerdo de una simple misión diplomática.


Detalle de la estantería inferior


Detalle de la estantería superior

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

Meme

20 agosto, 2009 | Autores, Pinturas | 8 comentarios


Leonardo da Vinci
Mona Lisa (La Gioconda) Hacia 1503-5
Óleo sobre lienzo, 77 x 53 cm
Musée du Louvre, Paris

Hace unas semanas Ana, que escribe uno de mis blogs con estilo favoritos, Coffee Break, me nominó para este meme. Así que ahí va…

Seis cosas que me hacen sonreir:

1. Despertarme cada mañana junto a Antonio, mi marido.

2. Quitarme los zapatos al llegar a casa y ponerme las zapatillas…¡Uno de los mejores momentos del día!

3. Descubrir un buen libro y disfrutarlo página a página.

4. Caminar descalza por el césped.

5. Hacer una receta nueva…¡Y que me salga bien…jejeje!

6. Despertarme temprano por la mañana y acordarme de que es sábado y…volverme a dormir otro ratito 🙂

Lo mejor es que todas las cosas que se me han ocurrido son gratis, o casi. Y es que los mejores momentos de la vida no dependen del dinero… Asi que ¿quién dijo crisis?

Este meme llevaba la condición de nominar a tres personas pero como es un tema bastante personal no voy a nominar a nadie en concreto sino que se lo propongo a todo blogger que se pase por aquí, por si se anima a compartir con nosotros un trocito de su vida.

¡Feliz Viernes!

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)