Mes: diciembre 2009

Home / Mes: diciembre 2009

Orazio Gentileschi

7 diciembre, 2009 | Autores, Pinturas | 1 comentario


GENTILESCHI, Orazio
San Francisco y el Ángel.1612-13
Óleo sobre lienzo, 133 x 98 cm
Galleria Nazionale d’Arte Antica, Roma

Hace unos días ordenando unos viejos apuntes de la carrera redescubrí esta absolutamente maravillosa obra maestra de Orazio Gentileschi.

San Francisco ha recibido los estigmas en las manos, ha caído exhausto por el dolor y el ángel acude en su ayuda. Sin aliento el santo se derrumba entre sus brazos. En un efecto genial del uso del claroscuro Gentileschi deja caer la luz sobre la figura del ángel mientras mantiene en la oscuridad a San Francisco y con ella el aspecto terrenal de la existencia, el dolor físico, el cansancio y el desaliento. El ángel alza sus poderosas alas mientras sujeta fuertemente el cuerpo del hombre.

Orazio Gentileschi tenía más de 40 años y una prestigiosa carrera como pintor tras de sí cuando conoció al joven Caravaggio y quedó fascinado por su pintura. Inmediatamente adoptó su estilo convirtiéndose en uno de los mejores caravaggistas y en uno de los escasos amigos del artista. Esta obra es uno de los mejores ejemplos de su magnífica producción.

¿No os parece sencillamente perfecta?

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

Una "Anunciación" diferente

6 diciembre, 2009 | Autores, Pinturas | 10 comentarios


La Anunciación y dos santos
Simone Martini. Escuela de Siena.1333
Témpera sobre tabla, 265 x 305 cm
Galleria degli Uffizi, Florencia

Esta es una de las obras más hermosas y sofisticadas de la Escuela de Siena. Simone Martini fue discípulo de Duccio di Buoninsegna de quien aprendió las técnicas para dotar a sus obras de tres dimensiones. Pero Martini perfeccionó sus métodos añadiendo contornos de líneas más delicados y dotó a sus composiciones de una elegancia y serenidad que anticipan ya el Renacimiento Italiano.

En el panel central el arcángel Gabriel se arrodilla ante María para comunicarle su mensaje. De la boca del mismo surge la inscripción: Ave gratia plena dominus tecum. «Ave, llena de gracia, el Señor (está) contigo». El jarro con los lirios simboliza la pureza de María y la rama de olivo que porta el ángel hace referencia al mensaje de paz de Dios. La Virgen viste con los colores habituales de azul y rojo que representan la unión del Cielo y de la Tierra y a ella misma como mediadora entre Dios y los hombres. Arriba en el centro Simone ha situado al Espíritu Santo (paloma) rodeado de querubines. Las figuras laterales son San Ansano (patrón de Siena) y Santa Julieta, probablemente realizados por el cuñado del artista, Lippo Memmi.

Pero no todos los elementos son los característicos de una anunciación. Simone Martini rompe con la iconografía tradicional de su época (y con la de varios siglos después) y no representa a María leyendo y asumiendo tranquilamente el destino que el ángel le revela. Al contrario, la representa acurrucada, cubriéndose con el manto, asustada y en actitud de protección.

Y es que muy probablente ésta fue la reacción natural de una niña de 13 años a la que un ángel anuncia que será Madre del Hijo de Dios.

Mañana 8 de diciembre se celebra el Día de la Inmaculada Concepción de la Virgen. Felicidades a todas las Inmas y Conchas del mundo 🙂

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

La "Eva de Autum"

6 diciembre, 2009 | Autores, Esculturas | 5 comentarios


Eva de Autum
Maestro Gislebertus. Hacia 1130
Originalmente en el dintel de la puerta lateral de la Catedral de Autum
Actualmente Museo Rolin, Autum.

La «Eva de Autum» es uno de los escasos desnudos románicos que han llegado hasta nosotros. Formaba parte de un portal que tenía como tema central el pecado original y del que la mayoría de los componentes se han perdido. Eva aparece en una pose muy poco habitual: arrodillada sobre el suelo apoyándose sobre uno de los codos mientras con la otra mano agarra el fruto prohibido. Probablemente susurraba algo al oído de Adán, figura actualmente perdida. Su postura recuerda a la de una serpiente que se arrastra pero quizás también a la de un penitente que suplica perdón por su pecado.

Del Maestro Gislebertus sabemos que realizó los relieves de la portada oeste de la catedral de Autum, que fue uno de los colaboradores del maestro que realizó la decoración de la Abadía de Cluny y que probablemente contó en su tiempo con bastante prestigio y una renombrada fama. El hecho insólito de que firmara con su nombre a los pies de la mandorla del Cristo que domina la portada de la fachada oeste así parece confirmarlo: Gislebertus hoc fecit.

Gislebertus reinterpretó los temas de la escultura románica creando nuevas fórmulas completamente orginales e incluso atrevidas para su tiempo. En una época en que la mayoría de la población era analfabeta y el miedo al infierno suponía una eficaz forma de control social las iglesias actuaban como inmensos catecismos cuya misión principal era prevenir a las almas y apartarlas del pecado.

Aunque teniendo en cuenta la sensualidad que desprende la figura de Eva quizás Gislebertus consiguió todo lo contrario…

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

Paisaje nevado

5 diciembre, 2009 | Autores, Pinturas | 3 comentarios


Jan van Os
Paisaje de invierno. Escuela Holandesa. S. XVII
Óleo sobre panel, 27 x 35 cm
Colección particular

Aunque Jan van Os alcanzó su prestigio como pintor gracias a sus bodegones de flores y frutas, era sin duda un excelente paisajista, como podemos apreciar en este hermoso paisaje nevado.

Van Os casi ha logrado transmitirnos la sensación de frío a través de esta imagen bucólica. Como es habitual en las obras de la escuela paisajística holandesa el artista ha situado el horizonte muy bajo para dar un mayor protagonismo al cielo cubierto de nubes grises aunque en esta ocasión los rayos de sol apenas logran atravesar las nubes y el arroyo, imprescindible en una obra holandesa de este género, aparece completamente nevado.

Me encanta la textura que ha logrado transmitirle a la nieve y el hermoso colorido del cielo conseguido simplemente a partir de la gama de blancos y grises y un leve toque de azul. Pero sobre todo me sorprende ese encanto en cierto modo acogedor que desprende la obra. ¿Será que la cabaña con la chimenea encendida nos invita a entrar y a sentarnos junto al fuego?

Feliz fin de semana.

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)