Mes: octubre 2010

Home / Mes: octubre 2010

Feliz Noche de Halloween

31 octubre, 2010 | Autores, Halloween, Pinturas | 7 comentarios


Caspar David Friedrich
El Cementerio de Cloister bajo la nieve

Los restos de una inglesia gótica abandonada que resurgen bajo la nieve en una noche de luna. A su alrededor las tumbas de los fieles que una vez acudieron a ella a rezar sus oraciones. Friedrich ha sabido captar la belleza romántica del paisaje tenebroso y la fuerza de la luna reflejándose en la nieve. Incluso en una noche como ésta.

¡Feliz Noche de Halloween!

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

La Condesa de Haussonville

27 octubre, 2010 | Autores, Modelos, Pinturas | 6 comentarios


Jean Auguste Dominique Ingres
La Condesa de Haussonville. 1845
Óleo sobre lienzo. 132 x 92 cm
Frick Collection. Nueva York


Detalle

La excelente técnica de Ingres se pone de manifiesto en este hermoso retrato. El artista capta perfectamente la textura y la caída de la tela, el brillo en los cabellos de la joven o su reflejo en el espejo. Pero en mi opinión la verdadera maestría de Ingres se evidencia en la mirada de la condesa en la que se intuye una confiada serenidad y una gran inteligencia.

La Condesa de Haussonville fue una mujer muy especial. Lejos de las relamidas heroinas de las novelas románticas de su época ella fue una liberal que desafió las estrictas costumbres decimonónicas y una respetada escritora e intelectual.

Ingres supo darse de cuenta de ello y por eso la retrata así, en una pose elegante y relajada, haciéndonos partícipes de su encanto.

¡Feliz miércoles!

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

Descifrando el lenguaje de los árboles

22 octubre, 2010 | Otras | 2 comentarios


Fotografía vía The Simply Luxurious Life.

Desde que leí Jonathan Strange y Mr. Norrell aprecio mucho más la belleza de los árboles. Me encanta contemplarlos e intentar descifrar el sonido de sus hojas movidas por el viento. Os dejo con uno de mis pasajes favoritos del libro.

Os deseo que paséis un muy, muy, muy buen fin de semana 🙂

Las ramas desnudas de los árboles que se recortaban en el cielo eran
una escritura y, aún sin querer, él la leyó. Vio que era una pregunta que le
hacían los árboles.
—Sí —les respondió.
Y fue dueño de la experiencia y los conocimientos de los árboles.
Más allá de los árboles, había una sierra cubierta de nieve, como una
línea trazada en el cielo, que proyectaba una sombra azulada en la nieve
que tenía delante. Era la esencia de la frialdad y la dureza (…) A una palabra suya, caería sobre sus
enemigos, aplastándolos. Le hizo una pregunta.
—Sí —contestó él.
Y él tuvo en sus manos todo el orgullo y la fuerza de los montes.

Susanna Clarke. Jonathan Strange y Mr. Norrell

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)


Mujer en la ventana antes de su restauración en 1978.


Mujer en la ventana después de la restauración.
Norte de Italia. Entre 151-1530
Óleo sobre madera.51.4 x 41.6 cm
National Gallery. Londres

En 1978 la National Gallery de Londres decidió proceder a la limpieza y restauración de una de sus obras renacentistas: Mujer en una ventana hasta aquel momento considerada el retrato de la hija del artista italiano Palma Vecchio. Al analizar el lienzo con reflectología infrarroja descubrieron algo muy diferente: la discreta joven del retrato distaba mucho de la dama que había habitado el cuadro desde el principio.

Los cabellos originalmente rubios se habían oscurecido, la mirada y los rasgos se habían dulcificado y el escote se había difuminado ligeramente haciéndolo más recatado. Sin duda aquella nueva mujer que había surgido bajo las capas de pintura superiores no podía ser la hija del pintor, sino que mucho más posiblemente se trataba de una joven cortesana. Además, al devolver el cuadro a su estado original quedó claro que no podía ser de Palma Vecchio y actualmente se considera anónimo.

Probablemente el tema de la cortesana no debía ser muy del gusto de la conservadora sociedad victoriana del siglo XIX por lo que sus propietarios debieron encargar que fuera «modificado» mutilando por completo la obra original.

Cierto es que la muchacha victoriana tenía un aire dulce y soñador pero desde luego la atrevida cortesana rubia tendría una historia mucho más jugosa que contarnos…¿no creéis?

¡Feliz jueves!

N. Podéis acceder a los estudios realizados al respecto por la National Gallery aquí.

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)