miércoles, 29 de enero de 2014

Las cartas postulaneas








Como sabéis muchos amigos que visitáis a menudo el blog, tengo una especial predilección por los mapas antiguos. Estos que traigo en esta ocasión son muy especiales: las cartas postulaneas, también conocidas como postulanos.

Se trata de cartas de navegación que comenzaron a desarrollarse a partir del siglo XIII, gracias al uso y generalización de la brújula y que continuaron utilizándose hasta muy entrada la Edad Moderna, aunque la mayoría de los que nos han llegado datan de los siglos XIV y XV.

Las cartas postulaneas incorporan una serie de elementos novedosos que fueron toda una revolución en su momento, como resultado de un conocimiento más avanzado del mundo y de las matemáticas, y que  más tarde heredarán las cartas de navegación moderna, llegando hasta nuestros mapas actuales, como el uso de retícula y la escala gráfica de tronco de agua.

La mayoría de ellos describían rutas comerciales, consideradas secreto de Estado, por lo que se trataban de documentos de gran valor, custodiados con gran diligencia, y cuyo robo o venta a otras potencias se consideraba delito de alta traición.

Actualmente existe una polémica de carácter historiográfico sobre si el origen de estas cartas es español o italiano. Lo que sí sabemos con total certeza es que lo más complejos, sofisticados y perfectos fueron los realizados por los maestros mallorquines. De hecho, desarrollaron un estilo y una técnica particulares que llegaron a exportarse a Italia. No en vano, cuando el infante Enrique el Navegante ve clara la necesidad de que los portugueses dominen este arte, contrata al judío mallorquín Jafuda Cresques, hijo de Abraham Cresques, quien realizó la obra cumbre de las cartas postulaneas, el llamado Mapamundi de Cresques, en 1375 y que actualmente se conserva en la Biblioteca Nacional de París.

Las imágenes que podéis ver son de la Biblioteca Nacional, que posee una amplia colección de estas preciosas cartas.

Actualmente la mayoría de estas cartas se encuentran en museos y es muy difícil verlas en el mercado, lo que hace que el precio que pueden alcanzar en las raras ocasiones que salen a la venta sea muy elevado.

¿Tienes mapas antiguos y quieres saber su valor?  

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More