Categoría: Artistas femeninas

Home / Categoría: Artistas femeninas

Invitación de Vernissage.
Silvia Sánchez Revuelta

Como sabéis en La Página Escondida nos encanta compartir todas las novedades de los artistas que nos han ido presentando su trabajo. En esta ocasión tenemos un evento muy especial: una vernisagge organizada en Zurich con Silvia Sánchez Revuelta como protagonista.

La obra de Silvia está llena de un color que inunda todo el lienzo y que contribuye a contar pequeñas historias cotidianas que nos intrigan, nos hacen reflexionar o nos emocionan pero nunca nos dejan indiferentes. Sus figuras femeninas están llenas de determinación aunque a veces nos parezcan frágiles. Todas ellas irradian la dignidad, la fortaleza y la sabiduría que habitan en el alma de cada mujer.

Silvia ya nos acompañó en esta entrada donde analizamos su trabajo y si quieres profundizar un poco más en su obra visita su página web y únete a su perfil de Facebook para estar al día de todas sus novedades.

La vernisagge de Silvia Sánchez Revuelta tendrá lugar de los días 20 al 22 de abril, en la Art Gallery Ryf, en Militarstrasse, 83 8004 Zürich

Para más información visitad la web de Art Gallery Ryf

Y si estáis por Zurich para ver cómo llegar podéis consultar este enlace.

¡Felicidades Silvia! Desde La Página Escondida te deseamos mucha suerte y éxito con este nuevo proyecto 🙂

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

«Mi manera de expresarme mediante el arte, lo represento según lo que quiera transmitir o me este sucediendo en el momento.»
Olga Schäfer. 

Tras el pseudónimo ADAdripping nos encontramos con una artista joven que realiza una obra tan variada como sorprendente: Olga Schäfer. Pintura, performance, action painting e instalación forman parte del amplio portfolio de esta gran creadora inquieta e inconformista que también desarrolla su trabajo en la labor de investigación en Arquitectura y que tiene un fuerte compromiso social con el mundo que la rodea. Su obra tiene una vertiente profunda que ahonda en el más íntimo de nuestra psicología y nuestro ser espiritual. Olga no sólo posee una técnica impecable, también y sobre todo, es capaz de llegar al interior de nuestra consciencia.

Autorretrato de la artista Olga Shäfer
Collserola
El último día
Mandala
Piel
Desfragmentados
Obra en construcción
Detalle de «Seven. Los siete pecados capitales»

Brota vida

Si el hombre fuera como debiera


Presentación del personaje Olga Schäfer. Pre-performance «Vivido en carne propia»

Olga, siempre nos gusta saber cómo empezó todo, cómo te diste cuenta de tu vocación.

En el año 2000, llegue a Barcelona a estudiar un doctorado de arquitectura en la Universidad Politécnica de Cataluña, mi tema era el “Museo como Monumento  Contemporáneo”, al mismo tiempo trabajaba en mi obra artística, con el tiempo empecé a buscar convocatorias para exponer,  y poco a poco mi pasión por el arte fue desplazando la tesis del doctorado que tenía que desarrollar.
He expuesto en EE. UU, en Italia, en Colombia  y en España.  Me di cuenta de que quería pintar y dedicarme a ello, la primera vez que vine a Barcelona, fue en el 96, a un congres
o de arquitectura, aun era estudiante y claro, en la Universidad estaba viendo historia del arte y de la arquitectura al mismo tiempo (pues estudiaba ambas carreras al mismo tiempo).  
El venir a Europa por primera vez, abrió mis expectativas, el mundo se me hizo pequeño, lo tenia que conseguir, me veía en una buhardilla pintando y escribiendo, todo el dia…decantándome hacia el mundo de las ideas, la investigación, la creación artística, el enriquecimiento intelectual, el interés por otras realidades o manifestaciones culturales, como lo hacían nuestros maestros… por esa razón vine a estudiar un Doctorado, porque me permitiría seguir preparándome intelectualmente y el arte como pasión o medio expresivo y/o espiritual.
¿Cómo te has formado como artista?

 En el 93 empecé a estudiar Arquitectura en la Universidad Nacional de Colombia, sede Medellín.  En la facultad había la carrera de Artes Plásticas, me encantaba ver los trabajos que hacían los estudiantes de artes. Tanto me gustaba que decidí presentarme (sin decirle nada a mi familia), a Artes Plásticas en otra Universidad, es así como en el 95 empecé a estudiar también Artes Plásticas en la Universidad de Antioquia, estudiandoal mismo tiempo y a ritmo frenético las dos carreras, fue un tiempo maravilloso…lo hacía con tanta pasión, energía y naturalidad… yo quería saber y aprender.  En la facultad me llamaban  ”la hormiguita”. Lo recuerdo con mucho cariño…
Pintura, performance, instalación, action painting, investigación en arquitectura… tu obra es muy variada pero tiene unas características constantes que la hacen uniforme. ¿Es algo premeditado o simplemente muestras tu personalidad en tu trabajo?
Tengo un perfil que no es encasillable, pero que he ido construyendo dia a dia a base de formación, sacrificio y esfuerzo, lo podría resumir en “creativa”. Mi manera de expresarme mediante el arte, lo represento según lo que quiera transmitir o me este sucediendo en el momento. 
Es  imposible encasillarme en una sola disciplina,  influye mi formación, mi manera de ver la vida, mi proceso, experiencias, dolores, alegrías, que han sido tanto intensas  como diversas, por eso la pluralidad, sincretismo  y expresividad. Realmente no es algo premeditado, sino una necesidad de expresarme con diferentes medios, puede ser en mi obra artística o en mi carrera como investigadora en arquitectura.
 Parece demasiado, para una persona, pero lo hago poco a poco, a lo mejor dejo de pintar durante meses, por que me ha surgido un proyecto de investigación en arquitectura y cuando lo culmine o entremedio, hare una instalación o seguirte pintando o escribiré un guión para un corto. La vida es corta y son demasiadas ilusiones e ideas. Lo más importante es que mi obra o trabajo, me guste, me satisfaga, me transmita, todo lo demás llega.
¿Cómo llegaste a la instalación y qué ha aportado a la evolución de tu carrera?
La instalación es la intervención del espacio, mediante el objeto  conceptual, en el caso de “Todos van al mismo camino” o “Si el hombre viviera como debiera” o “Cajitas animadas. Rituales contemporáneos de occidente”. Yo creo que ha tenido que ver mi formación  indiscutiblemente. Es la forma de mezclar la arquitectura en cuanto a la concepción del espacio y la conceptualización artística. Mediante la instalación utilizo diferentes medios y materiales, sobretodo materiales de construcción y/o reciclables, por ejemplo “Obra en construcción”. Con materiales como la brea, el cemento, piedrecillas, collage, yeso, acrílicos, esmaltes, madera, tela, entre otros.
La performance sigue siendo un medio de expresión poco conocido por el público general. ¿Qué puedes contarnos de las tuyas?
Mediante el performance expreso lo mas intimo, lo más personal, en el caso de “Vivido en carne propia”, transmito un hecho doloroso que marco mi vida, que la corto en un antes y un después, en el 97 mi hermano se suicido, él tenía solo 19 años, y el mismo año mataron a mi exnovio en Holanda, en una discoteca. Estos sucesos y el hecho que dormía muy poco, por  que estudiaba dos carreras bajaron mis defensas y mi estado de ánimo al mínimo.
 Mi cuerpo generó una alergia sicosomática (prurigo nodular), que deterioro todo mi cuerpo, durante casi 12 años. En este tiempo  de enfermedad, pensaba en la catarsis, como medio de purificación emocional, corporal y mental. Y así mismo en la forma de expresarlo mediante el arte, por eso el expresionismo abstracto, en la forma de pintar, el dripping, como medio y relación entre la emoción y el lienzo. Mi cuerpo es dripping, porque quedo marcado, por el rascado, el chorreado, como la textura de la piel, de las lesiones y de las cicatrices.
¿Quiénes son los artistas que más han influido en tu trabajo? ¿Podemos ver algo de ellos en tu trabajo?
Evidentemente Jackson Pollock, por el «automatismo», en su escritura automática que pretendía reflejar los fenómenos psíquicos que tenían lugar en su interior. Van Gogh, por su colorido y pasión  impresionista. ..
¿Cuál es la filosofía de tu obra? ¿Qué quieres expresar con ella?
Depende del momento en el que me encuentre,  pero confieso que para mi el arte es catarsis, es la manera que tengo de expresar mis pensamientos más profundos, es la forma de transmitir y de comunicar lo que pienso ante  los comportamientos de la sociedad, es la mirada, es la pasión, es la libertad…
Sobre mi obra…
Los elementos que componen mi obra artística, se interrelacionan en armonía, tanto de color como de composición, trabajo con materiales de construcción y objetos reciclables. Mi obra posee una estética en la que el gozo por las formas se une a una significación especial, es lo que las imágenes no se atreven a traducir y al mismo tiempo permite una reflexión sobre lo que se puede llamar, concepto expresivo. En temas como:
«Rituales contemporáneos de occidente». 2003: Obra realizada con técnica mixta; madera, collage, acríl
ico, chapapote, etc. Materiales que integran doce cajitas animadas, a partir del concepto…rituales contemporáneos de occidente, como lo son, la moda, lo rápido, lo ligero, entre otros conceptos que ilustran a los cánones seguidos por las masas.
“Todos van al mismo camino”, 2005. Obra realizada a partir de un objeto estándar, el bidé, como elemento que se disfraza de oveja o de borrego, así mismo el grupo de estos elementos interpreta al rebaño de ovejas que van en la misma dirección, como autómatas, siguiendo todos el mismo camino, pero siempre existe la oveja negra que s
e desvía hacia otra dirección.
“Obra en Construcción”,2005. Obra realizada con elementos de la construcción, pintura realizada en técnica mixta, a partir del collage, cemento, yeso, acrílicos, piedrecillas, etc. Así mismo es complementada, por elementos utilizados en la construcción de obras arquitectónicas, conformando una instalación. El concepto nace a partir de que la vida siempre es un eterno construir y edificar.
–  “Seven”, 2007. Obra pictórica y fragmentada, realizada sobre lienzo, intervenido con collage, acrílicos, esmaltes, látex, etc. Los siete pecados capitales, de la cual la sociedad sigue siendo esclava.
Es así como mi obra se genera a partir de conceptos predeterminados, dentro de los criterios del expresionismo abstracto, aprovechándome de la libertad de las técnicas artísticas, mi obra posee contenidos psicológicos, urbanos y espirituales, sin encerrarse en la técnica propiamente visual. Las formas no se cierran ante la iconografía ni ante los imaginarios colectivos, sino que juegan entre lo retórico y la creación poética.
Y por último cuéntanos, ¿cuáles son tus proyectos más inmediatos y cuándo estarán listos?
Ahora mismo estoy desarrollando el tema de mi tesis doctoral “Reciclaje de edificaciones abandonadas, para recualificarlas y adaptarlas a las necesidades de la comunidad”, a ver si por fin me centro y la concluyo. El tema es apasionante…por eso creo estar convencida de terminarla, paralelamente he estado trabajando en un  proyecto independiente  CorCollserola, el cual se ha generado a partir del tema de mi tesis y de mi experiencia en el barrio de Las Planas en el cual llevo habitando 3 años. Para saber más ver la web www.corcollserola.es.
Para contactar con Olga podéis hacerlo a través de sus páginas webs:
También podéis consultar su perfil en Linkedin y seguir todas sus novedades en su canal de Youtube.

Muchas gracias, Olga, por mostrarnos tu trabajo. Te deseamos mucha suerte con todos tus proyectos y seguiremos atentos a todo lo que hagas. 

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

Xue Mo es la artista creadora de estas bellísimas obras que traemos hoy a La Página Escondida. Nacida en la Mongolia interior actualmente vive en Pekín, ciudad desde la que desarrolla su trabajo. Algunos críticos le han puesto el nada desdeñable apelativo de «la Vermeer china» y hablan de su trabajo «a la manera Medici» (Medici-like).

Junto con Zhao Kailin, quien ya nos visitó en otra ocasión, su obra es representativa de esta nueva corriente china que aúna hiperrealismo con una idealización muy acorde con la tradición del arte asiático.
Me encanta porque es capaz de transmitir toda la belleza y delicadeza de la mujeres orientales y al mismo tiempo dignificar su aparente fragilidad.

¿Y a vosotros, qué os parece?

Feliz miércoles 🙂

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

«Pintar es un largo camino, lleno de retos y descubrimientos y el color es el que te permite conseguir distintas dimensiones dentro del cuadro. Si sientes el color puedes poner la luz del amanecer o atardecer  sin necesidad de verla. Es la creación en estado puro! Para llegar al color hay que sentirlo! Hay que  “dibujar“ antes  con color, pincelada a  pincelada. Creo en la técnica , pero es esencial el juego creativo, el reto de crear».




Retrato de la artista María Jesús Pérez Vilar


Amaneciendo mariposas
 2010
Acrílico. 40 x 40 cm


Alados
2010
Acrílico. 60 x 60 cm


La Amapola
2010
Tondo. Acrílico sobre papel. 60 x 60 cm


Contigo
2010
Acrílico. 60 x 60 cm


El sueño de la manzana
2010
Acrílico sobre lienzo. 37 x 25 cm


Mares como fresas
Acrílico sobre tabla. 60 x 80 cm


Copa para Cavafis
2010
Acrílico sobre lienzo. 24 x 16 cm


Dos latidos I
 2010
Acrílico sobre tabla. 40 x 50 cm


Dos latidos II
 2010
Acrílico sobre tabla. 40 x 50 cm
Alguien dijo de María Jesús Pérez Vilar que es una poeta que pinta aunque no escriba versos. Creo que pocas afirmaciones podrían haber descrito tan bien a una artista de una sensibilidad extraordinaria, dotada de un gran talento para encontrar la belleza en los lugares más insospechados y una fragilidad sólo aparente. Porque a pesar de su delicadeza no hay más que fuerza en su obra. En su paleta se alternan colores delicados con otros mucho más radicales pero siempre soberbios, armonizados sólo hasta el punto estrictamente necesario y de ella surgen formas suaves, redondas, femeninas pero al mismo tiempo rotundas, contundentes y siempre hermosas. 

María Jesús, ¿Cómo te diste cuenta de que el Arte era para ti una forma fundamental de expresión?
Desde  muy joven  quería atrapar las cosas que me rodeaban y que me gustaban, y la mejor forma de hacerlo era pintándolas. Si contemplaba las nubes rojizas de la mañana y quería atrapar ese instante para siempre… ese amanecer… lo dibujaba o lo pintaba. Siempre he sentido el deseo de trascender de lo que veía o sentía.  Creo que  el arte es también un juego y el artista nace siéndolo.
María Jesús, paseándonos por tu excelente blog donde nos narras la historia detrás de cada una de tus obras podemos leer versos de Keats, Whitman, Baudelaire, Lorca. …¿Qué supone para tu obra la Literatura?
Descubrí la Literatura junto con la pintura a edad muy temprana… todas las artes están unidas. La sensibilidad lo une todo… música… literatura… poesía. La Literatura  y más concretamente  la poesía, es esencial en mi obra. Me ha permitido sentir  otras vidas, tener otras visiones, ampliar mi visión del mundo. Considero que la poesía es el arte más sutil y exquisito  que existe.  Alguien ha dicho de mí que soy una poeta que pinta aunque no escriba versos .
Una de tus  series está inspirada en los celacantos  auténticos fósiles vivientes que vivieron en el Devónico (hace unos 400 millones de años) y que hasta 1938 se creían extinguidos. ¿Cómo surgió la idea de inspirarte en ellos para crear tu obra?
Tanto el vuelo de una paloma…una sonrisa… una flor…  un poema… pueden inspirarme, cosas muy variopintas   y a veces tan sutiles como el rastro de una huella sobre el césped…o el viento que agita una rosa…  
Hace unos años vi en el Museo de Historia Natural de Londres un ejemplar de celacanto en formol (parecía un Damien Hirst) me impresionó. Que un pez que se creía extinguido, un fósil viviente, nade libremente en aguas de algunos lugares  del mundo,  me resultó un acontecimiento único y especial .  Pensando en este (para mí ) mágico pez  hice una larga serie que todavía continúo a lo largo de los años. “Es un lugar aparte” dentro de mi obra, es una investigación plástica, un trabajo  más conceptual que me permite adentrarme  en lugares abisales, explorar texturas  y lugares nuevos.
El dibujo es uno de tus puntos fuertes. Tienen trazos suaves y delicados y nos descubren rostros dulces y melancólicos en tus tres series  “Verdad y Belleza”, “Medusa” y “La sombra del ciprés”.

Dibujar me permite “contar”una historia rápidamente, “escultorizando“ casi mi pensamiento en escenas. Dibujando muestro mi faceta más literaria.
La serie Verdad y Belleza está dedicada al poeta John Keats  y a su poema “Oda a una urna griega“, donde escribe sobre el tiempo, la belleza y el silencio.  El concepto último del poema es que  lo único que no puede dañar el tiempo es la eternidad. Los dos  versos finales de este poema son “La  belleza es verdad y la verdad belleza”…nada más se sabe en esta tierra y no más hace falta”.
En la serie Medusa doy una versión del mito a veces sarcástica, otras ironizando, y las más mirándola  más benevolente .
En la serie La sombra del ciprés juego con ambos elementos. El ciprés, porque  siempre está presente en mi obra y las sombras,  porque sin ellas no encontraríamos la luz.
Tu pincel tiene un colorido brillante y luminoso que, combinado con una pincelada meticulosa te permite crear volúmenes muy  marcados.  ¿Siempre ha sido así o es el resultado de la evolución de tu técnica?
Pintar es un largo camino, lleno de retos y descubrimientos y el color es el que te permite conseguir distintas dimensiones dentro del cuadro. Si sientes el color puedes poner la luz del amanecer o atardecer  sin necesidad de verla. ¡Es la creación en estado puro! ¡Para llegar al color hay que sentirlo! Hay que  “dibujar“ antes  con color, pincelada a  pincelada. Creo en la técnica, pero es esencial el juego creativo, el reto de crear.
Hemos visto que utilizas lápiz y carboncillo para tus dibujos. ¿Qué materiales utilizas para tus demás obras?

Utilizo óleo, acrílico, acuarelas, pasteles, dependiendo de lo que quiera realizar y del soporte a emplear. Normalmente empleo  el óleo sobre lienzo y los acrílicos sobre tabla o madera.
Tus tondos  son muy originales y arriesgados, ¿cómo surgió la idea de trabajar en este formato?
Suelo trabajar con formatos diferentes, salirme de los formatos tradicionales o habituales. Me gusta trabajar en formato muy horizontal o muy  vertical, o bien dividir un cuadro en partes, o pintar tondos .
Los tondos (obra en círcu
lo ) los trabajo desde que comenzaba . El tondo quizás se asemeja al ojo, al iris, al ojo de una cerradura por el que podemos mirar. En estas obras busco más la complicidad del espectador, es también donde mi obra  se hace más figurativa y personal.
El círculo también me permite atrapar y jugar más con  el espacio desde distintos ángulos y hace que mi obra tenga un aspecto más “aéreo“.
Y por último María Jesús, cuéntanos en qué estás trabajando ahora, cuáles son tus próximos proyectos y cuándo podremos verlos.
Actualmente estoy preparando una colección de mis dibujos (miniaturas) para hacer grabados y posteriormente  darles  color uno a uno. Este proyecto me ilusiona porque nunca he reproducido mi obra.
Para el mes de Abril o Mayo  preparo una exposición en La Casa Roja en Garachico, Tenerife.
***
Los versos de Keats, Baudelaire o Whitman casi pueden percibirse tras cada pincelada de la obra de María Jesús. Porque si aquello que leemos, de alguna forma, pasa a formar parte de lo que somos, también pasa a dar vida a las obras que creamos. La poesía también puede «escribirse» con colores sobre un lienzo.
Para contactar con María Jesús podéis hacerlo a través de su correo electrónico: blogmariajesus@yahoo.es
o bien a través de su maravilloso blog por el que da gusto perderse durante horas: 

¡Muchas gracias, María Jesús, por compartir con nosotros tu trabajo! Te deseamos mucha suerte y éxito en tus nuevos proyectos. Desde aquí estaremos atentos a todo lo que hagas.
¡Feliz jueves!
Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

Silvia Sánchez Revuelta
Contando historias con un pincel

“Para mí pintar es VIVIR. Una manera de interpretar la vida 
muy personal e íntima.”

Retrato de la artista Silvia Sánchez
A veces ocurre que renunciamos a nuestros sueños. No es por una causa concreta, no es que nada nos impida realizarlos ni que nadie se oponga a ellos abiertamente. A veces, simplemente, la vida da vueltas, nos distrae, nos asusta…y nos hace olvidarlos hasta que  no son más que un recuerdo lejano. Sin embargo, a veces, surgen personas como Silvia Sánchez Revuelta, que nos demuestran que no tiene por qué ser así, que los sueños pueden crearse, reinventarse, renovarse e incluso hacerse realidad. Esta es la obra de una artista que ha tomado las riendas de su propio destino, que ha tenido fe en sí misma y en los demás y que ha creado una obra única, llena de matices, que desprende una delicadeza muy especial  y que nos habla de la belleza del ser humano y de sus grandes y pequeñas  historias cotidianas.
Comenzando a pintar

“Para mí lo minimalista, lo sencillo, un gesto…. me hace sentir muchas más cosas que lo complicado, recargado.”

Nada en la vida de Silvia parecía  presagiar que la felicidad la esperaba dentro de una caja de pinturas. Nacida en Bilbao (1970) en  el seno de una familia cuyo padre era abogado su camino, al igual que el de una de sushermanas,  parecía ser el mundo de las leyes. A los dos años, la familia se traslada a Madrid, ciudad que durante muchos años será su residencia.  Desde muy pequeña Silvia comienza a dibujar y a experimentar con sus lápices de colores y  sus acuarelas y, para sorpresa de sus padres, lo hace extraordinariamente bien.  Crea e ilustra sus propias historias en un estilo naif fresco y despreocupado, en el que, no obstante, comienzan a perfilarse ciertos rasgos que  perduran en su trabajo hasta hoy como una marcada capacidad de observación y un genuino interés por contar historias a través de sus dibujos.
A medida que los años van pasando su carpeta de dibujos va creciendo y su técnica va perfeccionándose mientras finaliza sus estudios de Derecho y se convierte en abogada.  Tras casarse, el matrimonio se traslada a Barcelona, ciudad que se convertirá en su hogar durante 15 años.  Después de una estancia de 3 años en Lisboa regresan a Barcelona. Durante todo este tiempo Silvia compagina su trabajo y su condición de madre, con su gran pasión, el arte y en sus escasos ratos libres saca tiempo para continuar pintando y formándose.
Es a su regreso a la ciudad condal cuando la carrera como artista de Silvia da un gran salto. Retoma sus estudios de pintura, asistiendo a diferentes talleres locales .  Entre sus profesores se encuentran Pamela Martínez y Pablo Ramírez Gallego. Junto a ellos se inicia en la técnica del óleo  y se adentra en el estudio del color perfeccionándolo, pero sobre todo, por primera vez, se “arriesga” a exponer su obra ante miradas ajenas, a sus compañeros de taller  y  sobre todo, se enfrenta a una de las gra
ndes pruebas para todo artista: la opinión de los demás sobre algo tan íntimo y personal  como la creación artística.  El descubrir que su obra es capaz de provocar emociones en los espectadores, que a través de ella puede expresar sentimientos  tan sutiles como la soledad, la simpatía o la gratitud supone sin duda un paso de gigante en la carrera de Silvia.




Es entonces, en este ambiente alternativo y bohemio  donde realiza, junto a sus compañeros, sus primeras exposiciones e interactúa por primera vez con otros espectadores, no profesionales, que le manifiestan sus ideas y las emociones que perciben a través de su pintura. Este hecho, y el de participar en talleres de pintura para niños, suponen un fuerte aliciente para comenzar un camino de autosuperación, de perfeccionamiento de su trabajo y de búsqueda de su propio estilo que muy pronto dará sus resultados.  En 2010 Silvia y su familia se trasladan a Zurich, donde viven actualmente.


Una historia  en cada lienzo

“Igual que te explicas oralmente ante los demás, pintando explico muchas cosas”.

El color inunda todas y cada una de las obras de Silvia. Cada lienzo es un estudio sobre su uso, sus combinaciones y sus posibilidades en todas las gamas y matices. El color supone una forma de expresión con la que transmitir no sólo la serenidad o la quietud de un paisaje sino también de reflejar un estado de ánimo o un guiño de confianza.  De ahí que lo utilice de una forma osada, estableciendo fuertes contrastes entre ellos  o bien degradándolos  en una escala suave y armoniosa.


Un mundo diferente


El óleo sobre lienzo o sobre madera entelada le permite moldear volúmenes a través del color y la creación de brillos y contrastes lumínicos que llenan la obra de vida. La luz es otra de los grandes logros en la pintura de Silvia, una luz que no suele venir de un punto concreto sino que parece irradiarse desde el mismo lienzo, derramándose sobre paisajes y figuras, siguiendo el estilo de obras de Cézanne o del Manet que ya ha conocido las obras de Velázquez en El Prado.

No son los únicos pintores que  se adivinan entre las meticulosas pinceladas de Silvia. Las carnaciones entre rosadas y anaranjadas de algunas de sus figuras (como la bailarina en rojo y verde) recuerdan a los soberbios desnudos de Modigliani  y el dibujo marcado y bien perfilado parecen una clara reminiscencia de postimpresionistas como Gauguin o Henri de Toulose Lautrec y hay mucho de su aplicación del color de la interminable paleta de Turner o de la audacia  irreverente de los  primeros  fauvistas.




Esta combinación de color,  luz  y líneas marcadas en las obras de Silvia las dota de un extraño misterio que no alcanzamos a descifrar, de un aire de cuento de hadas envuelto en  brumas sinuosas. Y es que todos sus lienzos parecen estar a punto de desvelarnos una historia. ¿Qué hace esa pequeña embarcación amarilla flotando en un lago de aguas lapislázuli? ¿De dónde huyen esas minúsculas figuras que cruzan un paisaje imposible en Escape? ¿Cuál es la historia de amor o desamor
de la pareja que camina junta sin cruzar jamás sus miradas?

Como si de un lienzo de Hopper se tratara la obra de Silvia no nos deja indiferentes sino que nos incita a preguntarnos, a observar con más detalle, de una forma más inquisitiva que contemplativa. Y es precisamente esta cualidad la que más sorprende cuando nos acercamos a uno de sus lienzos porque no podemos quedarnos ante él como un simple espectador que admira la belleza de una pintura, tenemos que reflexionar sobre la imagen que nos muestra y plantearnos qué significa, qué está pasando.

Pareja en Manhattan

Y aún debemos llegar más allá porque sus colores, sus formas, sus temas nos provocan, nos inquietan o nos hace sentirnos un poco más alegres o más tristes. Y es que Silvia es capaz de conseguir algo que sólo un artista que siente verdadera pasión por lo que hace puede lograr: contagiar esa misma emoción a las personas que contemplan su obra. Porque un artista, independientemente de lo buena que sea su técnica y de sus años de estudio,  nunca puede transmitir ningún tipo de emoción si él mismo no la siente.

Mirando más allá de lo evidente

“A mí me inspiran las situaciones, escenas cotidianas, que nos pasan de largo día a día y que no paramos a observarlas porque nos parecen rutinarias, simples y sin valor.”
Sus personajes se mueven siempre en un escenario cotidiano que nos resulta extraordinariamente cercano: un parque, una playa, un tren…y sin embargo, en este ambiente familiar la situación que se desarrolla nos cuenta una historia, nos habla de alguien o de algo que ya ha pasado o que intuimos que está a punto de pasar.

Escape


Emociones como la empatía, la alegría, el valor o la soledad están muy presentes en los temas de la pintura de Silvia. La mujer es uno de sus temas fundamentales.  Figuras femeninas aisladas, con un aire reflexivo que viajan en un tren con destino a un lugar desconocido o se colocan bien el peinado.  Otras de sus mujeres sufren y simplemente lloran o friegan el suelo ocultándonos  su rostro.  En este caso son figuras frágiles que sin embargo desprenden una fuerte dignidad. Otras veces son mujeres hermosas, con un aire decidido que nos contemplan desde su elegante vestido.  Pero siempre se trata de figuras creadas con una gran delicadeza que expresan entereza, sensibilidad y una profunda sabiduría, la sabiduría de una mujer que ama, lucha, sufre y mira dentro de sí misma para encontrar respuestas y seguir adelante.

Rubor






Todas estas características las encontramos también en sus bailaoras. Se trata también de figuras femeninas, esta vez  vestidas con vaporosos vestidos de flamenca  de colores vibrantes que se agitan con sus pasos,  sus brazos se alzan al infinito o recogen los volantes de sus trajes  luciendo sus tacones, los rostros se mantienen serios, introspectivos, pendientes de ejecutar cada movimiento, las ondas al agua de sus peinados permanecen intactas mientras que todo el lienzo se inunda de un movimiento sugerente, alegre y contagioso.


El movimiento es otro de los temas más importantes en la obra de Silvia, no sólo en sus figuras, también sus paisajes,  que parecen curvarse sobre perspectivas imposibles en caminos interminables. Sus paisajes nos muestran una Naturaleza espectacular y salvajemente hermosa, muy influenciada probablemente por los lagos y montañas suizos que la rodean a diario y por sus innumerables viajes a Italia,  Portugal, Alemania,  Holanda, Francia, Estados Unidos, Argentina… También sus paisajes urbanos  hacen referencias a sus viajes y a su forma de concebir el espacio, dinámico, abierto y subjetivo, siempre filtrado a la luz de sus ojos de artista y de mujer.


Historias entrelazadas

“Una vida sin pintar…me la imagino con limites, sin libertad de poder trasladar a los demás lo que yo siento al mirar las cosas, cómo las interpreto.”

Y es que contemplando la obra de Silvia queda claro que no le interesa una realidad fotográfica, captada tal cual del natural. Ella va mucho más allá y se centra en el detalle, en la anécdota pero siempre reinterpretada desde su propio punto de vista y enfocada al espectador; no a complacerle expresamente, pero sí a remover su consciencia, a hacerle pensar, a provocar sus emociones y quizás, por qué no, su reacción.  Sólo así puede producirse entre el artista y el espectador que verdaderamente enriquezca a ambos.

Waiting for the tram

Vivir en Suiza ha dado a Silvia la posibilidad de centrarse en la evolución de su trabajo,  de conocer a otros artistas de diferentes nacionalidades  y de vender su obra. Ha expuesto en el Bénedict-School, en Basilea, donde su obra recibió una muy buena acogida y en la Vinothek-  Ugarte donde contó con la visita de compañeros artistas y de otras personalidades interesadas en su trabajo como D. Eduardo Junco, cónsul de España en Suiza.

Sin embargo, cuando hablamos con Silvia nos cuenta que, más allá de la visibilidad para su obra y de las posibilidades comerciales, valora la posibilidad de haber podido observar a los espectadores de su obra, de ser testigo de sus reacciones y de interactuar con ellos. La posibilidad de crecimiento y de aprender de las personas que valoran su obra es, para ella, lo más relevante de su proceso de creación.


Silvia pertenece al grupo artístico Bric Art /Project, del que es socia fundadora, formado por 18 artistas procedentes de distintas disciplinas que apuestan por un mercado artístico libre y sin intermediarios. Junto a ellos expondrá en Barcelona en  Mayo de 2012 en su proyecto Ivanow. Poco antes, durante el mes de Abril podremos disfrutar de una vernissage en Zurich en la que expondrá sus mejores trabajos.

Son muchas las historias que se entrelazan en los hermosos lienzos de Silvia. Pero sobre todo destaca la suya propia, la que ha sido dibujada con cada trazo de pincel, la que nos narra el camino de una artista que ha sabido forjarse a sí misma, ganando fuerza, coraje y fe. Es una historia descubrimiento, reflexión y libertad.

Sus obras transmiten la belleza de una mujer que ha sabido mirar al mundo, encontrar las respuestas y contemplar el futuro. Nos hablan de un mundo inmenso con una infinidad de historias por contar, unas tristes, otras alegres, todas humanas. A veces, las historias se cruzan y dos personas que no se conocen de nada, de repente, conectan. Y  entonces todo cobra sentido.

Porque la felicidad, a veces, se encuentra en el paraguas que una anciana nos brinda para resguardarnos de la lluvia.


 N. Para contactar con Silvia Sánchez podéis hacerlo a través de su web: http://www.silviasanchezrevuelta.com/artissilvia.htm donde tenéis todos sus datos de contacto. 
También podéis seguirla a través de su página de Facebook: https://www.facebook.com/pages/ARTist-SILVIA/148922201834814
¡Muchísimas gracias, Silvia, ha sido todo un placer descubrir tu precioso trabajo! Seguiremos atentos 🙂
Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)