Categoría: Esculturas

Home / Categoría: Esculturas

Día 18: Los Reyes Magos en la Catedral de Autum

18 diciembre, 2013 | Esculturas, Navidad | No hay comentarios

Maestro Gislebertus
Capitel. Catedral de Autum.
Hacia 1130

Habían llegado hasta allí procedentes de tierras muy lejanas. Por separado habían iniciado un camino muy especial que les había llevado a conocer nuevos lugares, nuevas personas y nuevos sentimientos que hacía tiempo consideraban perdidos. Pero sobre todo habían llegado a conocerse a sí mismos en un viaje incierto y misterioso a la zona más desconocida de sus almas, lejos de sus cómodos hogares, de sus pilas de libros, tablas astronómicas e incontables instrumentos para medir el cielo y las estrellas. 

Luego se encontraron. Tres extraños viajeros con tres extrañas historias que les habían marcado el camino a un lugar tan inhóspito y extraño, tan diferente de sus propios países. Y sin embargo todos con una misión en común que había alentado cada uno de sus pasos: desvelar el enigmático misterio del que hablaban las estrellas. Juntos compartieron sus incertidumbres y sus miedos y también los resultados de sus cálculos tras años de trabajo. Y la radiante sorpresa al descubrir que, a pesar de haber utilizado diferentes métodos de trabajo, los números llevaban a una misma conclusión: algo mágico, algo grandioso, algo que cambiaría el mundo para siempre estaba a punto de ocurrir. Y sería allí, en aquel extraño lugar llamado Belén.

Aunque ahora se encontraban perdidos y cansados. Por primera vez una sombra de duda les embargó desde su encuentro ¿y si estaban equivocados? ¿Acaso no podrían haber errado los tres? ¿Habría sido en vano todo su trabajo, todo su esfuerzo…? Desorientados y algo desesperanzados decidieron que por aquel día lo mejor sería irse a dormir. Al día siguiente continuarían la búsqueda de algún indicio que les indicara hacia dónde con ir.

Dormían profundamente cuando llegó el Ángel. Los sabios no daban crédito a sus ojos: terriblemente hermoso su luz lo iluminó todo poniendo fin a la oscuridad de la noche y de sus almas. 

Cuando el Ángel alzó el dedo y señaló a la inmensa estrella que brillaba en el cielo los tres reyes conocieron por fin cuál era su destino. Maravillados por lo que habían visto y llenos de alegría y de esperanza al día siguiente reanudaron su camino.

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

» Plasmar la vida, el pasado, el presente y el futuro que esperamos es el significado del artista.» 

Retrato del artista Hamilton Duque

Grabado V
Grabado
Marca
Grabado


Torso
Dibujo
Mano
Mano trofeo
Escultura

Bonsái
Piedras de amatista

Placa en plata

Trofeo

Huella

La obra de Hamilton Duque es una muestra de su enorme sentido de superación y de su fuerza interior. La combinación de piedras semipreciosas con otros elementos como la resina o la pintura suponen la integración de la Naturaleza con el mundo creativo del Arte. En sus dibujos destacan sus formas sinuosas y líneas limpias, siempre en la búsqueda de un realismo constante, sin un ápice de querer modificar la belleza de las cosas tal y como son. Esta es la visión de un artista que sabe mirar el mundo y ver su belleza en su estado natural y es capaz de plasmarla en su trabajo. El resultado es el sorprendente y emocionante. Conociendo a Hamilton no podía ser de otra forma. 


Hamilton, cuéntanos cómo te diste cuenta de que tenías un talento especial para el arte y que querías dedicarte a esto?
En Colombia en el colegio se me daban muy bien el dibujo, la pintura, física y los proyectos. Desde muy pequeño veía a mis familiares trabajando. Vengo de una familia de carpinteros, y en su tiempo libre también hacían trabajos artísticos y  a partir de ese momento ya tenía una inquietud, con 10 años cogía maderas y hacia tallas de nombres en llaveros  para amigos.
Cuando vine a España en el año 2000 tuve muchos trabajos de casi todo y en el 2004 conocí al escultor Agustín de La Herrán, al trabajar con el he aprendido muchas cosas,  por suerte es un escultor que le gusta siempre realizar sus obras  con todos los procesos, con lo cual aprendí que desde el dibujo hasta la finalización de la obra, todos los procesos son fundamentales
para el éxito. Me di cuenta que me satisfacía mucho el trabajo, se me daba bien, aprendía rápidamente, tenía dudas e investigaba. Entre todos mis trabajos este fue en el que verdaderamente supe que era al que me debía de dedicar.
¿Cómo te has formado, dónde has estudiado?
Yo estudie en Colombia programación de sistemas y contabilidad y licenciatura en educación física. En  España he hecho cursos de dibujo, pintura, modelado, vaciado; pero el mejor aprendizaje que he tenido ha sido por medio del escultor Agustín de la Herrán, también soy autodidacta porque profundizo mucho en los trabajos,  intento estar lo más informado posible sobre el tema y sobre las técnicas y métodos para realizarlo.
Eres pintor, grabador y escultor, ¿con cuál de estas facetas te encuentras más cómodo? ¿Cómo pasaste de la pintura a la escultura?
Realmente he pasado de la escultura a los otros métodos que son el dibujo, la pintura, la pátina y el grabado. Lo que más me gusta es modelar o tallar ya lo otro son secundarios que dependiendo el trabajo,  esta la necesidad ya sea de realizar un boceto por exigencia en dibujo o modelado, o pintar o grabar para darle el acabado a la obra.
En tus esculturas combinas resina con gemas y metales, ¿de qué depende que elijas unos materiales u otros?
Los materiales dependen, si son encargos del cliente, algunas veces elige cómo lo quiere. Cuando son obras personales, me gusta experimentar, investigar, y darme cuenta de todas las posibilidades que hay  para hacerlo, mezclo materiales extraños y veo la forma de mejorar la obra, siempre hago pruebas con la resina que es un material que se presta para muchas cosas y las piedras me fascinan, el tema de los colores y los metales, me gusta conocer las propiedades que tienen los minerales, porque el ser humano también necesita de la naturaleza animal, mineral  o vegetal y estar en contacto con ella y entre mas conozcamos las propiedades y beneficios de los materiales  podemos estar un poco mas conjugados con la existencia.
Retratos, la naturaleza y hasta el rostro famosísimo ya de Anonymous, ¿en qué te basas para inspirarte? ¿Cómo te llegan a la mente estos temas?
La vida misma es una obra, cada uno somos capaces de erigirla como Arte, tenemos la libertad de tomarla como buena o mala, pero siempre nos deja una enseñanza. Siempre estoy pensando en qué hacer, cómo hacerlo, dónde hacerlo, plasmar la vida, el pasado, el presente y el futuro que esperamos es el significado del artista.
Hay mucho realismo en tu trabajo, ¿no te tienta la idea de idealizar tus obras, de hacerlas parecer más bellas de lo que realmente son?
Un artista nunca termina sus obras, nunca las verá lo suficientemente bellas para darlas por finalizadas, cada día que las veo creo que tengo que añadir o quitar, aunque el resto de personas les parezca bien siempre quiero ir mas allá.
El realismo para mi es el presente, lo que tenemos, lo que somos; quiero que no solo veamos una mano, sino un gesto, una gratitud, un sacrificio. Muchas de mis obras representan una enfermedad, una lucha, un sueño o una ilusión.
Un artista tiene una evolución, sé que más adelante pueda tener otro estilo, la vida cambia cada día, el artista también debe de cambiar.
Nacer, crecer, madurar… que es lo mejor? Solo lo sabremos cuando nos demos cuenta de dónde esta nuestro corazón.
¿Cuál crees que es tu gran punto fuerte como artista?
El interés, la perseverancia, la creatividad y el esfuerzo que pongo en cada una de mis obras. Soy un fanático de los retos, me gusta ir hasta el fondo y hacerlo lo mejor posible.
Y por último, cuéntanos en qué trabajas actualmente y cuáles son tus proyectos más inmediatos.

Actualmente trabajo en el taller de Agustín de La Herrán, estamos realizando un relieve de 2 x2.50 m en mármol con resina y tenemos pendientes algunos proyectos.
En mi estudio estoy trabajando en un proyecto con un artista que es caricaturista colombiano “Turcios”; transformando sus dibujos en escultura, es un reto que me anima. Suelo tener encargos de retratos en relieve. Para un futuro tengo en mente poder realizar una exposición, “huellas”, donde quiero reflejar varias muestras de nuestra vida: como dejaremos  huella en este mundo, cuando ya no estemos.
***
Artistas como Hamilton Duque suponen la constatación de que en el mundo del arte no está todo dicho. Aún que da mucho por hacer, muchas técnicas y materiales con los que experimentar y con los que crear obras que, como en su caso, puedan conmovernos y llegar a lo más profundo de nuestro interior, justo donde arrancan las emociones. A eso se le llama Arte.
Para contactar con Hamilton Duque podéis hacerlo a través de su página web:  www.arteh.es
o bien a través de su perfil en Linkedin: http://es.linkedin.com/pub/hamilton-duque-cardona
Y para estar al tanto de todas sus novedades podéis seguirle en Facebook:
&nbsp
;Muchas gracias, Hamilton, estaremos pendientes a todo lo que hagas. Te deseamos mucha suerte en tus nuevos proyectos, seguro que la tendrás.

¡Muchas gracias por haber compartido tu trabajo con nosotros!
Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

Akenatón y Nefertiti

16 noviembre, 2011 | Egipto, Esculturas | 2 comentarios

Akenatón, el llamado «Faraón hereje» junto a su esposa, Nefertiti.
Antiguo Egipto, Imperio Nuevo, Período de Tell-el-Amarna

Entre 1353 y 1336 a. C. durante el reinado de la XVIII Dinastía en el Imperio Nuevo tiene lugar el llamado Período de Tell – el – Amarna. El faraón Amenofis IV prohibe el culto a los dioses tradicionales así como al dios tebano Amón destituyendo a los sacerdotes de todas sus propiedades y privilegios. 


En el mundo del arte se produce una gran revolución, por primera vez en casi dos mil años se abandona el hieratismo y la idealización y las figuras adoptan un gran realismo rozando la naturalización.  El faraón es representado con un rostro ampuloso, caderas anchas y vientre voluminoso y a menudo aparece acompañado de su esposa favorita, la hermosa Nefertiti y las hijas de ambos en escenas cotidianas y familiares. 


Se trata, hasta donde sabemos hoy en día, del primer monoteísmo de la Historia.


¡Feliz miércoles! 🙂

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

Lewis Chessmen
Maestros desconocidos. Probablemente Escandinavia, aproximadamente siglo XII
Colmillo de morsa y diente de ballena.
British Museum y Nationa Museum of Scotland.

The Lewis Chessmen es uno de los juegos de ajedrez más antiguos que se conocen y uno de los escasos ejemplares medievales que han llegado hasta nuestros días. Se piensa que fue realizado en Noruega aproximadamente hacia el siglo XII por maestros artesanos de la ciudad de Trondheim. El cómo llegó a la isla de Lewis, en Escocia, donde fue descubierto en un banco de arena en 1831, es todo un misterio aunque la hipótesis más plausible indica que pudo ser enterrado allí por supervivientes del naufragio del barco que transportaba las piezas desde Noruega hasta las prósperas comunidades nórdicas de Irlanda occidental.

El Ajedrez de la Isla de Lewis está realizado casi en su totalidad en marfil procedente del colmillo de morsa aunque algunas pocas piezas están hechas de dientes de ballena. Algunas de las figuras muestran restos de pigmentación en tonos rojizos lo que indica que en este período los colores habituales tanto de piezas como probablemente también de tableros eran blanco y rojo en lugar de los actuales blanco y negro. Aunque  no lo sabemos con certeza se piensa que las 93 piezas aparecidas hasta hoy conforman 4 ó 5 juegos. En total hay 8 reyes, 8 damas, 16 alfiles, 15 caballos, 12 torres y 19 peones. Actualmente 11 de las piezas se encuentran en el National Museum of Scotland, en Edimburgo y las 82 restantes en el British Museum, en Londres. 

Casi todas las figuras tienen forma humana y aparecen con expresión consternada a excepción de los bersekers (guerreros vikingos famosos por su fiereza en el combate y temidos incluso por sus propios compañeros de armas) que aparecen con grandes ojos desorbitados mordiendo sus escudos. Los bersekers y los guerreros con espada parecen ser el antecedente de nuestras torres actuales. Por otra parte, es la primera vez que aparecen obispos como piezas de un juego de ajedrez, sustituyendo a los elefantes originales de los juegos indios. Los peones tienen forma de pequeñas estelas o lápidas con extrañas inscripciones cuyo significado, si alguna vez lo han tenido, hoy en día se nos escapa. 

¿A quién perteneció realmente el Ajedrez Lewis? ¿Por qué fue cuidadosamente enterrado en un banco de arena de la costa escocesa? Bien protegidos en sus urnas del British Museum, donde son una de las piezas estrella de la colección, las pequeñas figuras nos contemplan. Sólo ellas conocen su historia. 

***
La semana pasada estuve unos días en Londres y en mi tiempo libre visité mis museos y galerías favoritos, entre ellos el British Museum. Allí, en una  de las salas del ala sur,  me reencontré con esta maravillosa obra del arte medieval. Recuerdo que cuando la vi por primera vez hace años no me impresionó demasiado, esta vez sin embargo me dejé llevar por la extraña belleza de los rostros compungidos y por el misticismo que desprenden todas las figuras. Y no pude dejar de ponerme en el lugar del  ávido comerciante que lo hizo suyo pensando en venderlo a buen precio en Irlanda o en el del rico viajante que lo adquirió como regalo para sus hijos. 

Nunca llegó a su destino.

¡Feliz lunes!
Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

El Laocoonte de…¿Miguel Ángel?

22 septiembre, 2010 | Esculturas | 5 comentarios


Laocoonte y sus hijos.
Escuela de Rodas (Agesandro, Atenodoro y Polidoro). 50 d.c.
Mármol. 200 x 42 cm.
Museo Pío Clementino (Vaticano)

El Laocoonte y sus hijos es una de las esculturas más fascinantes e influyentes en la Historia del Arte. Aparecida casualmente en 1506 su descubrimiento causó un fuerte impacto en los artistas renacentistas del momento siendo desde entonces considerada una de las cumbres del arte helenístico. Y eso es lo que hemos estudiado en las escuelas y en las universidades y lo que aparece en los libros de Arte…hasta ahora.

Lynn Catterson, profesora de la Universidad de Columbia se atreve a aventurar una atrevida hipótesis: el magnífico Laocoonte es obra del genial maestro del Cinquecento, Miguel Ángel. Y para ello se apoya en argumentos bastantes sólidos. En primer lugar, no sería la primera «falsificación» realizada por Miguel Ángel que antes de ser un renombrado artista intentó hacer pasar como originales clásicos algunas de sus esculturas pues el precio en el mercado de una antigüedad podía superar 10 veces su valor como obra «contemporánea».

A esto tenemos que añadir la existencia de un dibujo de 1501 del maestro de un torso sospechosamente similar al torso de Laocoonte, similitudes tectónicas con la no menos espectacular Pietà del Vaticano, ciertos bloques de mármol adquiridos por el maestro entre 1500 y 1505 de los que aparentemente no salió pieza alguna y ciertos ingresos cuya procedencia aún no se ha identificado. Aunque quizás el argumento más contundente es precisamente la gran similitud que guarda la obra con la única descripción escrita con la que se contaba: la que de ella hacía Plinio el Viejo 1.500 años atrás.

Personalmente creo que es una teoría bastante lógica y con suficientes datos bien argumentados. Conociendo la obra del maravilloso Buonarrotti sobra decir que su talento bien podría haberle permitido realizar el Laocoonte, la técnica precisamente no habría sido ningún problema.

¿Es el Laocoonte una de las obras maestras más representativas de la Escuela de Rodas o la falsificación mejor tramada de la Historia del Arte? Quizás nunca lo sabremos…

¿Vosotros qué pensáis?

¡Feliz jueves!

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)