Categoría: mercado

Home / Categoría: mercado

¡Mi nuevo libro!

25 abril, 2012 | Libros, mercado | 22 comentarios

Portada de «Cómo invertir en arte con éxito»

Queridos amigos de La Página Escondida, hoy traigo al blog una noticia para mí muy especial: la publicación, dentro de pocas semanas, de mi nuevo libro: «Cómo invertir en Arte con éxito».

«Cómo invertir en Arte con éxito» surgió hará cosa de un año durante una cena con amigos en la que algunos de ellos me plantearon que querían comprar arte pero que no sabían por dónde empezar. Así se inició una animada conversación en la que me di cuenta de la cantidad de errores, tópicos, prejuicios y malentendidos que existen sobre el mercado del arte y de la poca información que existe al respecto. Comprendí que un mundo perfectamente normal y, en ocasiones incluso anodino, como el de la compra venta de arte, fuera del círculo de profesionales que nos dedicamos a él, resulta ser extraño, misterioso e incluso intimidador.

Así que al día siguiente comencé a darle vueltas a la idea de escribir un libro sobre el tema para ayudar a acercar el mercado a coleccionistas e inversores interesados pero sin experiencia y, tras consultarlo con Creaciones Copyright, la editorial que ya confió en mi para publicar Arte y Museos en Internet (quienes por cierto se mostraron entusiasmados con la idea) me puse manos a la obra. ¡Y aquí está!

«Cómo invertir en Arte con éxito» está pensado para todos aquellos coleccionistas primerizos (en nuestro argot se les llama First Collectors) que quieren iniciarse en la compra de arte, bien para invertir, bien simplemente por el hecho de poseer obras hermosas. Pero creo que también es un buen libro para aquellos coleccionistas que, habiendo comenzado a comprar, están interesados en profundizar y ampliar sus conocimientos para evitar una mala decisión que les haga perder tiempo y dinero. Y, por último, también pienso que puede servir de guía introductoria a aquellos estudiantes que quieran especializarse en el mercado de obras de arte y dedicarse a este campo en su futuro profesional.

Hay muchísimas personas a quienes tengo que agradecer la creación de este libro y entre ellas, muy especialmente, estáis vosotros, los lectores de La Página Escondida. Como explico en los agradecimientos del libro, todos y cada uno de vosotros, habéis tenido un cometido fundamental en la escritura de este libro: el recordarme cada día, con cada visita, cada comentario o artículo compartido que al otro lado del ordenador hay personas sensibles interesadas en el mundo del arte.

¡Muchas gracias a tod@s!

Texto de contraportada

¿Te has preguntado alguna vez qué diferencia una obra de arte valiosa de otra que no lo es? ¿Por qué las obras de un artista pueden estar valoradas en millones de euros mientras que otras similares valen mucho menos? ¿Cómo funcionan las galerías de arte y las casas de subastas?

El mundo del mercado del Arte es una inversión refugio fascinante, especialmente en momentos en los que las inversiones financieras ofrecen baja rentabilidad y alto riesgo. A lo largo de las páginas de este libro, su autora, Ana María Trigo, desvela los pequeños secretos que marcan la diferencia entre una buena inversión en Arte y un rotundo fracaso.

Especialmente pensado para quienes quieren iniciar su propia colección de Arte, en Cómo invertir en Arte con éxito descubrirás como:

       Decidir qué tipo de Arte coleccionar en función de tus gustos personales y presupuesto, independientemente de que este sea una gran suma u otra mucho más modesta.
       Convertirte en un auténtico  experto en el tipo de arte que elijas.
       Cómo se tasa una obra de arte.
       Los mejores lugares para adquirir las piezas de tu colección y cómo evitar caer en manos de falsificadores y ladrones de arte.
       Proteger  y cuidar cada una de tus inversiones.

En tiempos de crisis, cuando la Bolsa y el mercado inmobiliario no parecen ofrecer ninguna garantía, inversores y emprendedores buscan refugio en valores más seguros, que resistan el paso del tiempo y ganen valor con los años. 

El mercado del Arte ha demostrado ser una alternativa atractiva y fiable. Las cifras alcanzadas en los últimos años en ferias, galerías y casas de subastas así lo confirman. Pero no todo vale. Como cualquier otro tipo de inversión, la inversión en Arte requiere tiempo y conocimientos específicos que pueden adquirirse.  Este libro es una excelente herramienta para comenzar a dar los primeros pasos y disfrutar en el camino.
Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

El cuadro más caro de la Historia

6 febrero, 2012 | mercado, Subastas | 5 comentarios

Tercera versión de Los jugadores de Cartas de Paul Cézanne

Hoy nos hemos levantado con un gran notición en el mundo del mercado del Arte: una de las 5 versiones de Los Jugadores de cartas de Paul Cézanne ha sido adquirida por la familia real de Qatar a un coleccionista privado obteniendo la cifra récord hasta hoy de 220 millones de euros.

Con ello se convierte en el cuadro más caro de la Historia desbancando con creces al famosísimo Nº 5 de Pollock. Y es que aunque todas las noticias que se leen hoy aseguran taxativamente que el cuadro más caro hasta hoy era Desnudo, hojas verdes y busto de Picasso no es cierto. Desnudo, hojas verdes y busto era el cuadro SUBASTADO más caro de la historia ya que alcanzó la cifra de 81 millones de euros en una subasta realizada en 2010 en la sede de Nueva York de la casa Christie´s. Pero no logró superar al Nº 5 de Pollock que fue vendido en una transacción privada por 140 millones de dólares en 2006. Cuestión de matices a los que los periodistas, por lo que se ve, no son muy aficionados.

N. Aunque no he podido confirmarlo creo que ésta es la imagen que realmente corresponde a la obra adquirida por la familia real de Qatar ya que era la única que se encontraba en manos privadas mientras que las otras cuatro versiones pertenecen a los fondos de museos y fundaciones.

¡Feliz y próspero comienzo de semana! 🙂

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

Vang Gogh 
vs
Picasso

Hay 3 motivos fundamentales por los que la obra de un artista no se vende:
1. Tu obra no es buena
2. Tus clientes potenciales (los que estarían dispuestos a comprar tu obra) no te conocen.
3. Mala política de precios
Como verás en ningún momento he mencionado la crisis. ¿Por qué? Porque realmente la crisis es una excusa para autojustificarnos si no conseguimos los objetivos que nos habíamos propuesto. La verdad, la auténtica verdad es que sí que se sigue vendiendo porque ahí fuera hay muchos clientes a los que la crisis no les ha afectado e incluso les ha favorecido. La cuestión es cómo llegar a estos clientes.
Los motivos 1 y 3 quizás los tratemos en otra ocasión, hoy nos vamos a centrar en el que he visto que suele ser el motivo más habitual: tus clientes no te conocen. No se puede vender una cosa si los que pueden comprarla no saben que existe. Así que aquí van 5 sencillas ideas para dar a conocer tu trabajo y, por lo tanto, aumentar tus ventas.
1. Identifica a tus clientes potenciales
Quizás estás invirtiendo dinero y tiempo en mostrar tu obra a los clientes inadecuados. No a todo el mundo le gusta un determinado tipo de arte, es algo lógico y natural. Si a la gente que ve tu obra ésta no le gusta eso no quiere decir que sea mala, sino que ellos no son los mejores clientes para ti. Analiza tu obra y piensa objetivamente qué clientes pueden estar interesados en ella. ¿Qué edad tienen, qué formación, a qué se dedican, cuál es su poder adquisitivo, cuáles son sus gustos? Una vez que tengas un perfil lo más claro posible sabrás a dónde puedes dirigirte, cuáles son las ferias y galerías que más te interesan y con qué clientes no debes perder el tiempo.
2. Fórmate en ventas
Vincent Van Gogh sólo vendió un cuadro en toda su vida (a su hermano Theo) mientras que Picasso nadó en la abundancia casi toda su vida. ¿Acaso Picasso era mejor artista? No. La única diferencia es que Picasso supo vender su obra. Supo a qué personas dirigirse en el momento apropiado y supo evolucionar con los tiempos y crearse su propia marca. Picasso era un buen vendedor de Picasso. Sin embargo esta cualidad es muy escasa entre los artistas quienes normalmente no saben «venderse». Formarse en ventas es algo tan, en apariencia, poco natural para un artista como comer zanahorias para un león. Pero ¿quién quiere acabar como Van Gogh por muy genial que fuera su obra?
3. Crea un presupuesto para difusión
Hace unos días una artista me comentaba en un correo que su presupuesto para difusión era 0. ¿Cómo es posible? Si nadie conoce tu trabajo ¿cómo pretendes venderlo? Si de verdad quieres ganar dinero con tu obra es imprescindible que dediques un presupuesto para darla a conocer, aunque te parezca que este presupuesto es muy bajo, aunque sólo sea unos pocos euros. Piensa que la difusión es algo tan vital para tu carrera como lo son tus pinceles, tus lienzos o tu cámara.
4. Abre tu estudio al público
¿Tienes la suerte de disponer de tu propio espacio de trabajo? Ábrelo al público para que tus clientes puedan visitarte previa cita. De esta forma tendrás tu propia galería permanente por un coste mínimo. Solamente asegúrate de que esté presentable y bien ordenado el día que recibas visita.
5. Crea tu página web
No me canso de repetirlo. Hoy en día es algo imprescindible. Si no puedes pagar a un diseñador profesional para que te la haga, hazla tú mismo. Mi página web está hecha con jimdo, una plataforma completamente gratuita (a no ser que estés dispuesto a pagar sus servicios premium) y muy fácil de utilizar. Otra opción es crear un blog. Yo para artistas prefiero WordPress porque permite una apariencia mucho más profesional y da opciones más adecuadas a esta actividad.
¿Quieres que te ayude a difundir tu trabajo? Entre los servicios personalizados a artistas que ofrecemos se encuentra éste. Si quieres más información sobre las condiciones para llegar a más clientes, contacta conmigo.
¡Feliz lunes!
Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

No todos los artistas los cometen pero sí muchos de ellos y, aunque  ni siquiera lo sospechan, estos pequeños errores suponen un grave boicot a sus propias ventas.
 ¿Y qué errores son estos? Aquí van los más comunes…
1. No poseer un estilo claramente definido
¿Si alguien ha visto previamente varias de tus obras sería capaz de atribuirte automáticamente una nueva obra que no hubiera visto antes? Si la respuesta es no significa muy probablemente que no posees un estilo propio y definido, lo que yo llamo signature style y eso es negativo. El mercado no premia la falta de originalidad ni la repetición pero sí el poseer una firma claramente identificable.
2.  Participar en ferias y galerías poco rentables
Para vender es necesario dar la obra a conocer y el camino clásico es la exposición. Algunas ferias y galeristas poco profesionales lo saben y se aprovechan de ello cobrando precios abusivos por participar en sus exposiciones. He visto muchos artistas pagar sumas desproporcionadas recibiendo muy poco a cambio. Antes de pagar un céntimo estudia detalladamente qué te ofrecen y sopesa si de verdad merece la pena. Averigua si se van a encargar de dar difusión a los artistas participantes y a través de qué foros, cuáles son las condiciones físicas en que se van a exponer las obras (espacio, luz, etc.) y cuál es el perfil del público asistente y si éste se corresponde o no con tu comprador potencial. 
3. Mostrar obras de poca calidad
Casi todos los artistas con los que he trabajado hasta hoy tienen una especial predilección por algunas obras determinadas. Como consecuencia las ponen en su sitio web o las añaden a su portfolio.  A veces son obras tempranas con poca calidad técnica, otras le ofrecieron mayor resistencia al ejecutarlas y el finalizarlas fue todo un reto aunque el resultado no fuera el mejor. El problema viene cuando esas obras tan queridas para él o ella no son precisamente las mejores, con lo que el nivel global del portfolio baja. Debes ser todo lo objetivo posible y al seleccionar las obras que te van a representar en el portfolio, dossier o en tu web. Sé exigente y elige sólo las mejores. Pide su opinión a alguien ajeno al proceso de creación y en quien puedas confiar.
4. Ser ilocalizables
A veces he intentado contactar con artistas a través de su blog o de su web y…¡NO lo he conseguido! ¡Ni siquiera un simple correo electrónico, nada! Si no se puede contactar con ellos…¿Cómo pretenden vender sus obras? Entiendo que no se habrán dado cuenta y que se trata de un mero despiste pero, por favor, si eres artista, asegúrate de que tus clientes potenciales tengan una forma fácil de contactar contigo. Si tienen que llevar a cabo todo un proceso de investigación solamente para preguntarte el precio de una obra, creéme, desistirán de la compra en escasos segundos.
5. No estar presentes en Internet
Es un requisito imprescindible para vender hoy en día, a pesar de que muchos artistas se resisten a ello. Si no estás en Internet sencillamente estás perdiendo ventas y consecuentemente dinero. Yo no me arriesgo a comprar una obra para mis clientes si no conozco nada del artista al que estoy comprando porque para estar segura de que la obra se va a revalorizar necesito  conocer su trayectoria (exposiciones y ferias en que ha participado, evolución de su trabajo, filosofía de su obra, críticas…) y aconsejo a mis lectores no comprar sin antes documentarse bien sobre la obra y su autor. 
6. Incidir en su falta de formación
Todos los artistas se han formado de alguna forma, si tu formación no es reglada no te culpes ni te avergüences de ello. Tampoco es necesario que lo  propagues a los cuatro vientos. En lugar de hacer hincapié en que no has estudiado Bellas Artes resalta tu formación autodidacta y todos los cursos, talleres, seminarios y conferencias a los que has asistido. Continúa aprendiendo porque la formación de un artista no finaliza nunca. De hecho ninguna formación debería finalizar nunca. Te recuerdo que tampoco Leonardo da Vinci fue a la Universidad y eso no impidió que fuera un genio.
7. Precio inadecuado
He visto auténticos bodrios ofrecidos a precio de oro y obras maravillosas a cifras irrisorias. En ambos casos el precio era inadecuado. En el primero porque nadie va a comprar una birria a un alto precio (es más, yo aconsejo no llevarse una birria a casa ni siquiera gratis) y en el segundo porque al vender por debajo del precio de mercado el artista pierde dinero e incluso clientes que descartan una obra por ser «demasiado barata» asociándola a una calidad insuficiente. 
Estos son algunos de los errores básicos muy frecuentes que he detectado a lo largo de estos años de trabajo. Todos tienen solución si se identifican y se trabaja en corregirlos.
¿Quieres que te ayude a difundir tu obra en Internet y aumentar tus ventas? 
Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

5 (muy buenas) razones para regalar Arte

21 diciembre, 2011 | mercado | No hay comentarios

¿Y si este año a esa persona tan querida le haces un regalo muy, muy especial? Algo fuera de lo común, algo que casi seguro que no le han regalado jamás, algo original y único, algo que dibuje una gran sonrisa en su rostro…¿Y si estas Navidades regalas Arte? Como muy probablemente no te lo habías planteado o si lo habías hecho aún le estás dando vueltas aquí te dejo 5 (muy buenas) razones para regalar Arte:
1. Al alcance de todos los bolsillos
La mayoría de los habitantes del planeta al pensar en arte piensan en un monet, un rembrandt o un van gogh  y la siguiente idea son los en  teoría desorbitados precios que estas obras alcanzan en el mercado. Pero ten en cuenta que incluso un monet, un rembrandt o un van gogh fueron asequibles en su día por los compradores contemporáneos. Hoy en día existe una infinita variedad de precios en el mercado del arte y se pueden conseguir obras de gran calidad al alcance de todos los bolsillos.
2. Conviértete en un mecenas
Grandes maestros como Leonardo, Miguel Ángel o incluso Picasso lograron llegar tan lejos porque hubo  alguien que, en un momento determinado, confió en ellos, vio su potencial y apostó por su talento. Los artistas necesitan nuestro apoyo para seguir creando y que de esta forma el Arte siga vivo y simplemente, adquiriendo sus obras, contribuirás a ello.
3. Descubre un mundo nuevo
No deja de asombrarme la enorme cantidad de prejuicios que desde fuera se tiene sobre el mundo del arte. Los artistas no son seres irascibles e inalcanzables, muy al contrario suelen ser personas maravillosamente sensibles que disfrutan hablando de su trabajo y aprecian muchísimo el interés de los demás por su obra y los galeristas no son unos snobs insufribles sino grandes profesionales que abren sus puertas y sus conocimientos a todos sus visitantes.
4. Refuerza tu imagen personal
Regalar arte dice mucho de ti, de tu sensibilidad, de tu buen gusto y de tu inquietud cultural. El regalo es siempre una tarjeta de visita de la persona que lo aporta, por eso si regalas arte también tú obtienes algo a cambio.

5. Un regalo para siempre
¿Por qué caer en el eterno consumismo de cada año? ¿Por qué regalar siempre las mismas cosas que no aportan nada y que al poco tiempo se consumen o se quedan obsoletas? El Arte nunca pasa de moda y la belleza de un lienzo, una escultura o una fotografía podría deteriorarse pero nunca desaparecer. 
Sea cual sea la obra de arte por la que decidas será el fruto de la creatividad de un artista que ha invertido muchas horas en concebirla y realizarla. Cuando te la lleves a casa y se la ofrezcas a esa persona tan especial piensa que también le estás regalando un poco de su tiempo y un trocito de tu alma. 
N. Si no sabes por donde empezar…¿Qué tal si le echas un vistazo a los artistas que han pasado por La Página Escondida? Los tienes en el lateral superior derecho en el apartado ARTISTAS CONTEMPORÁNEOS.
Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)