Criterios para valorar una obra de arte

giotto¿Cómo se valora una obra de arte? ¿Qué criterios se tienen en cuenta para determinar su precio? ¿De qué depende que un objeto valga una fortuna mientras que otro similar apenas cueste unos céntimos? ¿Por qué obras de autores de la misma época con una estética casi idéntica tienen precios absolutamente dispares? Para dar respuesta a todas estas preguntas tendremos que observar todos los puntos que siguen a continuación. Es importante resaltar que no todos tienen el mismo peso ni relevancia pero sí que una combinación de todos o de la mayoría van a determinar el precio final.

Para determinar el precio de una obra debemos atender principalmente a tres factores: la obra en sí misma, el artista que la hizo (si se conoce) y el mercado en que va moverse.

En relación a la obra atenderemos a criterios como su antigüedad, su autenticidad, su rareza o posibles particularidades, la procedencia, la técnica que se usó en su realización, el estado de conservación en que se encuentre, el tamaño, la estética y su historial (si ha participado en exposiciones, si se ha incluido en catálogos razonados, etc.)

En relación al artista, en caso de que éste se conozca, debemos analizar su relevancia, su valoración en el mercado, la evolución de su trabajo, etc.

Y por último, en cuanto al mercado, debemos tener un amplio conocimiento del mismo, de forma que podamos averiguar los precios que se hayan alcanzado recientemente obras similares, así como de qué forma el mercado va a reaccionar ante la salida de nuestra pieza, es decir, si existe una demanda por la misma y de qué tipo (nuestra obra va enfocada a un tipo de coleccionista muy específico al que es difícil acceder o bien será atractiva para un colectivo más amplio) y qué precios se pueden obtener en el mercado actual teniendo en cuenta las situación socio económica del momento e incluso las posibles modas.