Las obras de arte robadas más caras de la Historia

Según el archivo de The Art Loss Register, existe un total de 350.000 obras de arte robadas en todo el mundo. No es una cifra ni mucho menos exacta ya que no todos los robos son denunciados o registrados en sus bases de datos. Si a eso le sumamos la gran cantidad de obras expoliadas por los nazis, las desaparecidas durante la Guerra Civil Española y los años del franquismo o todas las obras robadas impunemente durante los conflictos bélicos como los viles asaltos a los museos y yacimientos de Bagdad durante la guerra de Irak, la cifra es, simplemente, desorbitada.

Pero, ¿cuáles son, individualmente, las obras de arte robadas más caras de la Historia?

1. El concierto de Johannes Vermeer

La joya del botín del  considerado, y con razón, robo de arte más importante de la Historia. Actualmente está valorado en más de 200 millones de euros, lo que hace de él el cuadro desparecido más caro del mundo. Su paradero, como el del resto de pinturas robadas del Isabella Steward Gardner de Boston, sigue siendo un auténtico misterio. El hecho de que apenas existan 30 pinturas de Vermeer en todo el mundo que rara vez salen a la venta (¿Quién querría desprenderse de un Vermeer?) y su azarosa historia contribuyen a esta cifra de vértigo.

2. Amapolas de Vincent Van Gogh

Una pequeña pintura realizada en 1882 y actualmente valorada en 55 millones de euros. Fue robada en 2010 del museo Mamoud Khalil, en El Cairo. El lienzo fue cortado del marco, tal como hicieron en 1978 unos ladrones que la robaron usando esta misma táctica si bien esta primera vez la obra apareció dos años después en Kuwait.

3. La tormenta en el Mar de Galilea de Rembrandt

Una de mis obras favoritas, también robada del Isabella Steward Gardner y con una cifra estimada muy similar a la del Vermeer. Realizada en un momento decisivo de la vida del gran maestro holandés, su belleza y su importancia dentro de la Historia del Arte hablan por sí mismas del buen criterio de los ladrones o, más acertadamente, del instigador del robo.
¿Dónde se encontrarán ambas piezas? ¿Las tendrá el mismo «coleccionista»?

4. Natividad de Caravaggio.

Robada de una pequeña iglesia de Palermo en 1969, según los propios ladrones, fue destruida al arrancarla del marco. Según  miembros de la mafia italiana preside las reuniones de la cúpula de la organización. ¿Quíén dice la verdad?

4. El Stradivarius Davidoff-Morin

Valorado en más de 3’5 millones de euros, fue robado en 1995 del apartamento neoyorkino de Erica Morini, una cotizada concertista de violín, mientras ella agonizaba en un hospital, a los 91 años. Su padre, un profesor de música vienés, se lo había regalado a los 10 años y desde entonces nunca se había separado de él. Su familia decidió no contarle lo que había ocurrido y murió sin saber del robo. Jamás ha sido recuperado.

Erica Morini con su stradivarius hacia 1930

5. Vista del Mar de Scheveninge, de Van Gogh

Esta famosa pintura que refleja el mar de las costas holandesas durante una noche de tormenta y que fue pintada por el artista al aire libre (contenía granos de arena residuales) fue robada en 2002 del Museo Van Gogh, en Ámsterdam. Dos ladrones treparon por la pared del edificio hasta el tejado para luego irrumpir en las salas del museo. Junto a esta pintura también se llevaron «Congregación abandonando la Iglesia de Nuenen». Ambas están valoradas en más de 30 millones de euros. Dos hombres fueron condenados por el robo en 2003 pero las pinturas nunca han sido recuperadas.

6. Vista de Auver -sur- Oise de Paul Cézanne

El 31 de diciembre de 1999, cuando la mayor parte del mundo celebraba la llegada del año nuevo, y en pleno fervor del terror del efecto 2k, un intrépido ladrón logró colarse en el Ashmolean Museum de Oxford, y hacerse con esta maravillosa obra de Cézanne, valorada en 5 millones de euros. La obra no estaba fechada ni firmada por Cézanne, quien nunca la consideró finalizada.

7. Los murales Gertrude Vanderlbilt Whitney de Maxfield Parrish

Encargados por Gertrude Vanderbilt para el museo Whitney al artista en 1912, las dos pinturas están valoradas en 4 millones de euros. Los lienzos fueron cortados de los marcos durante un asalto a la galería donde se exponía, en California.

Todas estas obras se encuentran actualmente
perdidas y quizás nunca vuelvan a salir a la luz. Probablemente se encuentran ocultas en el gran salón de alguien con el suficiente dinero como para pagar un robo de estas características o las desorbitadas cifras que se mueven en el mercado negro.

¿Sabremos de ellas algún día?
¿Qué pensáis?

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

2 Comments

  • Muy interesante. Es muy verosímil lo del Caravaggio presidiendo las reuniones de la mafia.

    Quizás la obra de orfebrería robada más famosa sea el salero de Francisco I que hizo Benvenuto Cellini. No hace muchos años que desapareció y creo que no se ha vuelto a saber nada de ella.

    Saludos!
  • Sí, una obra espectacular la de Cellini,se merece una entrada para ella sola, desde luego. Saludos!

Leave a comment