De regreso

31 agosto, 2010 | Otras | 7 comentarios

Siempre me han gustado mucho los últimos días del mes de agosto porque anticipan mi época del año preferida: el otoño. Septiembre significa la vuelta al trabajo, al estudio, a la tranquilidad de la vida cotidiana y después de estos dos meses sabáticos la verdad es que ya me apetecía recuperar la normalidad. Así que aquí estoy, tal como prometí, con las pilas cargadas y con nuevas ideas y proyectos.

Muchas gracias a todos por vuestra paciencia y por los cariñosos mensajes y comentarios que me habéis mandado durante mi ausencia, algunos incluso me daban ganas de volver antes de lo que me había propuesto 😉

Muchas gracias, de verdad, por haber seguido ahí todo este tiempo.

¡Feliz último día de agosto!

Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

About Author

7 Comments
  1. Gema

    Que gusto volver a tenerte por aquí Ana =)

    Por cierto acabo de comprar tu libro en Casa del Libro

    Besitos

  2. Ladrillo

    ¡Qué alegría verte de nuevo por aquí! A ver si has vuelto con ganas. Espero ansioso tus magníficas entradas.
    Besos.
    P.D. Hemos cenado juntos Jesús y yo dos veces en verano y no has querido venir ningún día. Je, je, je.

  3. La Abela

    Hola, he estado leyendo tu blog durante tu ausencia, y la verdad estaba deseando que regresaras, me gusta mucho los temas que eliges y soy seguidora tuya desde que encontré tu sitio por casualidad. Saludos

  4. ana

    Ana!! bienvenida!! pues que bueno que tuviste ese tiempo para descansar y ahora regresar con todas las pilas para lo que viene… un abrazo!!!

  5. Princesa Nadie

    Querida Ana
    Me alegro mucho de tu vuelta,te he echado de menos
    Besos

  6. CarmenBéjar

    En mi caso va a ser completamente al revés: termino mi trabajo, esporádico por cierto, y empiezo un largo periodo (espero que no muy largo) de tranquilidad y de replanteamientos vitales.

    Eso sí, no creo que abandone el blog, ejejeje

    Besazos

  7. Ruben M. M.

    Te descubrí cuando te acababas de marchar y aquí estoy, deseoso de ver tus nuevos textos.

    Un saludo.

    P.D.: ¿Qué sería de nosotros sin nuestra cotidianidad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *