Secretos médicos en las obras de arte

1 mayo, 2012 | Artículos | 5 comentarios

Marinus Claesz van Reymerswaele
El cambista y su mujer
Museo del Prado. Madrid
Caravaggio, Van Eyck, Piero della Francesca o el artista anónimo que esculpió los rostros de Akenatón y Nefertiti eran grandes artistas con una técnica excelente y grandes perfeccionistas de su arte. Tanto que al plasmar a sus modelos,probablemente sin saberlo, dejaban inmortalizados para siempre los síntomas de las enfermedades que les aquejaban. Hoy podemos analizar esos síntomas y arrojar luz sobre la vida y la muerte de muchos de sus modelos.

Recientemente la revista ACTA ha publicado mi artículo «Secretos Médicos en las obras maestras» en el que, de la mano de prestigiosos especialistas médicos, analizamos grandes obras maestras de la Historia del Arte pero desde una perspectiva un tanto peculiar: la del médico que analiza a su paciente en busca de las claves de su enfermedad.

El artículo arranca así….
Ellos no lo sabían pero al retratar a sus modelos estaban plasmando en el lienzo mucho más que un rostro, un vestido o un gesto. Gracias al enorme talento de los grandes maestros de la pintura, al contemplar un retrato podemos casi percibir los pensamientos,  la historia y los anhelos de la persona que aparece en él. Pero hoy en día podemos llegar mucho más allá y conocer algo tan íntimo e intrísecamente humano como las enfermedades que les aquejaban y que, en muchos casos, provocaron el fin de sus días. Una mancha en la piel, un bulto en el cuello o una extraña malformación en los dedos probablemente no eran para estos modelos más que un pequeño achaque al que acostumbrarse pero ahora sabemos que eran señales mudas de las patologías que sufrían. 

¿Te apetece seguir leyendo? Lo tienes en este enlace
¡Feliz puente! 🙂
Información proporcionada por el Blog de Ana Trigo (www.anatrigo.es)

About Author

5 Comments
  1. Francisco Doña

    Enhorabuena por este artículo, Ana, y muchas gracias por la parte que me toca.
    ¡Un abrazo!

  2. PACO HIDALGO

    Por supuesto que lo leeré, Ana, y lo guardaré. Enhorabuena, de nuevo. Abrazos.

  3. Ana Trigo Alonso

    Gracias a ti, Francisco y a tu excelente blog de medicina y arte!

  4. Ana Trigo Alonso

    Paco, gracias, como siempre por tu visita y tu aprecio! Un abrazo!

  5. Marc Verlén

    El pulso de los genios.
    Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *